Menú

A mitigar la erosión y la invasión del mar

Por Aurelio Mercado

Aurelio Mercado

Mucho se ha escrito, y se escribirá, sobre esa belleza de la naturaleza que son las playas de arena. Casi todo lo que expondré en este corto artículo es respaldado por cientos de artículos científicos que han sido evaluados por pares, y por libros que se han escrito sobre el tema.

Como en el resto del planeta, tenemos unos problemas que se han estudiado mucho, y los resultados se recogen principalmente en tres libros, entre otros: (1) The Corps and the Shore; (2) The Pitfalls of Shoreline Stabilization; (3) The Last Beach, de O. Pilkey, Cooper, y Wheeler.

Los hechos son los siguientes. El problema de erosión y la invasión del mar está ocurriendo en todo el planeta. El denominador común es el aumento en el nivel del mar, que se ha ido acelerando a través de los años. En Puerto Rico la tasa histórica lineal es de 2 mm/año. En 2010-2015 se aceleró por un factor de 5-6 y empezaron a ser más comunes las inundaciones molestosas (ENDI, abril 2016), y la erosión se acrecentó. Aceleración que se observó a lo largo de la costa este de los Estados Unidos.

Son muchos los factores que influyen en ese aumento. Los principales son el calentamiento de las aguas, el derretimiento de los hielos en los polos y montañas (curiosamente, la isla es afectada más por el derretimiento de la parte occidental de la Antártica que por el derretimiento de Groenlandia, que está mucho más cerca; efecto conocido como “sea level rise fingerprints”), las corrientes marinas a gran escala que sienten el efecto de la rotación del planeta, los vientos, la presión atmosférica, el intercambio de agua entre los continentes y el mar, oleaje, y otros de menos importancia.

¿Qué hacer? En playas no desarrolladas hay que establecer una franja de separación de estructuras costeras (la moratoria de que tanto se habla). En playas urbanas la situación equivale a solo ponerle parchos temporeros.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com