Menú

Amenazado el patrimonio histórico por el proceso de recuperación tras María

Residentes de las viviendas consideradas como estructuras históricas han quedado desprotegidos. Además, el Instituto de Cultura Puertorriqueña, que tiene la encomienda constitucional de preservar el patrimonio construido, ha sido excluido de la evaluación de estructuras que se propone demoler.

CPI AGUIRRE ZONA TURISTICA patrimonio historico

Estaba sentada en las escaleras de lo que fue su residencia por casi cuatro décadas con un álbum de fotos de la impresionante casona histórica construida en 1910 en los predios de la Central Aguirre de Salinas. Ahora quedan escombros y algunas paredes. Ya no hay techo, ni rastro de lo que fue la cocina o la sala. Algunas ventanas protegen el corredor principal. Tampoco hay muebles. El huracán María se los llevó.

A sus 90 años Doña Rosa Ramos Burgos jamás pensó quedarse sin techo. En un abrir y cerrar de ojos, el huracán destrozó el hogar que casi dos años después, no ha podido reparar.

Doña Rosita es ejemplo de los cientos de adultos mayores que residen en estructuras históricas afectadas por el huracán María y que por la falta de fondos de recuperación disponibles, no han podido reparar sus viviendas, ya que los trabajos de rehabilitación en las zonas históricas están altamente reglamentados y prohíben intervenciones en las estructuras que impliquen un cambio a lo existente.

Esta reglamentación, que busca preservar el valor histórico de dichas edificaciones, aumenta además el costo de la reconstrucción de miles de hogares que fueron afectados por el ciclón, cuyo arreglo implica una restauración especial.

Ángel Manuel Batista de 82 años y Judith Sánchez, de 72, pasaron el huracán solos en su residencia de la calle Montaner en el casco histórico de Ponce, una estructura de madera construida hace 100 años y donde pasó gran parte de su vida Mercedes Pérez de Serrallés, matriarca de la familia Serrallés.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN PeriodismoInvestigativo.com