Menú

Arte lumínico en Cueva Vientos

Puerto Rican Light te invita a descubrir la luz desde una perspectiva cavernosa

arte-luminico-cueva-vientos

Si practicas el senderismo y adoras el arte, en el barrio Magas de Guayanilla hay un destino que te maravillará.

Se trata de la obra Puerto Rican Light (Cueva Vientos), un concepto único en la Isla que abrió recientemente y que estará disponible por dos años, pero con la ambición de ser permanente.

Puerto Rican Light está situada en el sistema de cuevas El Convento, un sistema geológico sin igual que asemeja un santuario en el que aparecen cavernas en forma de catedral con sus parroquias y salas para orar, entre árboles, senderos, charcas y quebradas, así como de amplia vegetación comandada por enormes ceibas, aves, murciélagos y serpientes.

La obra es una escultura fotovoltaica de Allora & Calzadilla, la galería de Jennifer Allora y Guillermo Calzadilla, en la que juega un papel primordial la energía solar.

Mediante placas solares instaladas sobre la cueva se ilumina la escultura Puerto Rican Light (to Jeanie Blake), creada en 1965 por el fenecido artista neoyorquino Dan Flavin, famoso mundialmente por sus trabajos fotovoltaicos.

Calzadilla explicó que la instalación requirió 14 hombres y su colocación se realizó con sumo cuidado para no interferir con el entorno natural de la cueva que, al igual que cueva Convento, alberga unas formas que asemejan estructuras eclesiásticas, como, por ejemplo, un domo natural en una parte de su estructura.

“Tomó más de siete años en lograrse entre Jennifer y yo, y una de las cosas más difíciles de todas fue encontrar la cueva donde presentar este trabajo histórico de 1965 de un artista americano Dan Flavin”, explicó Calzadilla sobre la obra que fue situada en la cueva, cuyo microclima fue construido por el Departamento de Conservación de Obras Escultóricas del Museo de Arte de Ponce.

La cueva Convento está situada en el barrio Magas de Guayanilla, que colinda con Peñuelas, en una propiedad del Fideicomiso de Conservación.

Una vez allí te encontrarás con una obra de arte de la naturaleza, intervenida mínimamente, acompañada de la instalación de Flavin, que pertenece a Dia Art Foundation.

Los senderistas podrán realizar un recorrido que podrá tomar entre 20 minutos y dos horas, dependiendo su ritmo, las paradas que realicen y el tiempo de reflexión que presupuesten.

En el trayecto, apreciarán la cueva Convento, con más de cien metros de altura y 30 de ancho, las formaciones rocosas que la acompañan, y la amplia vegetación que le sirve de alfombra hasta llegar a la Cueva Vientos, convertida ahora en la sala principal de una galería.

Por lo pronto, Puerto Rican Light estará hasta 2017, con su juego de luz solar y eléctrica de arte minimalista.

Para reservaciones, puedes visitar www.puertoricanlight.com.

Lea la noticia en Índice El Norte