Menú

¡Aventúrate por la Ruta 123: naturaleza, gastronomía e historia!

Tras una inversión de $2 millones y la creación de una alianza multisectorial, la organización sin fines de lucro PathStone presentó la Ruta 123, un corredor turístico que constituye una iniciativa de revitalización socioeconómica para fomentar el turismo entre los municipios de Ponce, Adjuntas y el poblado de Castañer y potenciar un desarrollo sustentable en la región.

El anuncio lo hizo en conferencia de prensa el director del Rural Innovation Fund de la División de Desarrollo Económico de PathStone, Javier E. Zapata Rodríguez, junto al decano de la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico, el arquitecto Javier De Jesús Martínez.

“Con una plataforma multisectorial que integra la comunidad, la academia, el gobierno, el comercio y la industria, hemos implantado mediante la Ruta 123 una iniciativa de planificación, desarrollo económico, empresarismo y autogestión para revitalizar y repotenciar la productividad y competitividad de activos culturales, físicos, naturales, comerciales e industriales que se localizan entre Ponce, Adjuntas y Castañer”, explicó Zapata Rodríguez.

Para la Naturaleza participa de esta iniciativa pues el área natural protegida Hacienda Buena Vista, en Ponce, está justo en la Ruta 123.

La iniciativa liderada por PathStone, en una alianza colaborativa con la Escuela de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico (PUCPR), es financiada por HUD bajo el Programa Federal Rural Innovation Fund. También cuenta con el respaldo de la Compañía de Turismo de Puerto Rico, el Massachussetts Institute of Technology (MIT), el Centro para la Nueva Economía (CNE), el Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico, la Junta de Planificación (JP) y Small Business Administration (SBA). PathStone ayuda a comunidades y personas de bajos recursos económicos en la búsqueda de oportunidades de vivienda, empleos, financiamiento de pequeños negocios y educación.

Con la implantación del proyecto de la Ruta 123 y a través de su programa de asistencia a negocios y capacitación y empleo, PathStone ha ayudado a empresarios a desarrollar y establecer sus propios negocios como lo hizo Miriam Sierra, hoy propietaria del restaurante Alborada, localizado en el poblado de Castañer.

Sierra obtuvo asistencia técnica y financiamiento por parte de PathStone para la expansión de su cafetería, que hoy cuenta con una oferta de repostería y panadería para la comunidad de Castañer. A través del emprendimiento de su propietaria y el apoyo, la asistencia técnica y financiamiento por parte de PathStone, la microempresa cuenta con el respaldo de la comunidad reflejado en su marcado crecimiento.

Asimismo, Juan José Pons, dueño de la Hacienda Pons recibió el apoyo de PathStone para la realización de un plan de negocios para el desarrollo de su proyecto agroturístico Café Mesón Tres Tiempos ubicado en la carretera PR-128 de Castañer. También obtuvo asesoría de estudiantes de la Escuela de Arquitectura de la PUCPR, quienes aportaron ideas para la conceptualización de los espacios del proyecto turístico.

Actualmente este proyecto se encuentra en proceso de recibir financiamiento por parte de PathStone. Además, gracias a una alianza con el Gobierno de Puerto Rico iniciativas como ésta podrán beneficiarse de un pareo de fondos de la Junta de Planificación, agencia que ha formalizado un acuerdo de colaboración con PathStone.

Otro empresario que ha visto el desarrollo de su negocio es Pedro Bengochea, propietario de Interpretativa Café Heritage Center. Bengochea es un agricultor emprendedor que reconoció la oportunidad de establecer un desarrollo turístico en la zona. Actualmente se encuentra desarrollando su centro educativo en Castañer en el cual los visitantes tendrán la oportunidad de conocer sobre la historia de la industria del café en Castañer y en Puerto Rico.

Por su parte, el decano de la Escuela de Arquitectura de la PUCPR, el arquitecto Javier De Jesús Martínez, aseguró que desde la fundación de la Escuela, la institución ha estado comprometida con el paisaje y las ciudades como objetivos estratégicos para revitalizar la región. Es por esto que la Escuela trabaja activamente en colaboración con organizaciones comunitarias, gubernamentales y privados en proyectos escalables y viables para potenciar una nueva oferta turística.

“Como corredor turístico, la Ruta 123 es una de las nuevas geografías de oportunidad para el desarrollo sustentable del país que trabaja nuestra Escuela de Arquitectura en la línea de investigación de Economías del Paisaje”, explicó De Jesús. “La Ruta 123 es hoy el catalítico de nuevos proyectos y colaboraciones: proyectos en la intersección del paisaje, la arquitectura, la cultura, el urbanismo estratégico y el desarrollo económico”, aseguró De Jesús Martínez.

Para promover el lanzamiento del nuevo corredor, PathStone, en colaboración con la Escuela de Arquitectura, desarrolló la revista turística “La Ruta 123: Más que una ruta es cultura”. La publicación presenta la oferta y guía turística de la Ruta 123 que se extiende a través de Ponce, Adjuntas y Castañer. Describe los diversos recursos que están disponibles para el deleite y disfrute de cualquier visitante, como sus playas, montañas, gastronomía, cultura e historia.

La Ruta comienza desde el tablado de la Guancha, pasa brevemente por la avenida Santiago de los Caballeros, sube por la carretera PR-123, continúa por la PR-135 y el poblado de Castañer. La revista en su edición impresa estará disponible alrededor de la Isla y en formato digital en la página www.ruta123.com.

“La Ruta 123 es una experiencia única en la Isla por que atraviesa tres ambientes diferentes. Ponce como la ciudad urbana y desarrollada; Adjuntas como el poblado refrescante y natural y Castañer como el destino agrícola y uno de los secretos potenciales de Puerto Rico. Exhortamos a la ciudadanía a visitar y disfrutar de los recursos que presenta la región, sus restaurantes, hospederías y atractivos”, expresó Zapata Rodríguez.