Menú

Bosque escondido entre las nubes ampara diminuta ave en peligro

Allí, la vegetación parece jugar a las escondidas con las nubes que, al son del viento, cobijan y descubren en minutos la montaña en la que hay pumas, lobos y ciervos, entre otras especies.

Zamarrito Pechinegro Ecuador Montana Quito Bosque Reserva Yanachocha

Escondido entre nubes que acarician una montaña en Quito, el bosque de la reserva Yanachocha protege al zamarrito pechinegro, una diminuta ave con plumas blancas que envuelven sus extremidades casi por completo a manera de un pantalón rústico (zamarro), del que hereda su nombre.

De unos siete centímetros y aproximadamente diez gramos de peso, con plumas negras en el pecho, pero azules y violetas en el resto del cuerpo dependiendo del reflejo del sol en su frenético vuelo, el colibrí en cuestión ha sido declarado el ave emblemática de la capital ecuatoriana… pero está bajo amenaza.

Cuna del zmarrito

A 45 kilómetros de Quito se encuentra la reserva Yanacocha, de la Fundación Jocotoco, una zona creada para proteger aves y especies en peligro, que se despliega desde los 3.000 hasta los 4.500 metros sobre el nivel del mar.

En ese rango hay bosque montano alto, bosque de polylepis (planta nativa) y algunas zonas de pajonales.

Allí, la vegetación parece jugar a las escondidas con las nubes que, al son del viento, cobijan y descubren en minutos la montaña en la que hay pumas, tigrillos, lobos, ciervos y osos de anteojos, entre otras especies.

Y allí también está el zamarrito pechinegro, un ave endémica del sector, que “está críticamente amenazada”, explica a Efe Efraín Cepeda, director de las reservas del norte de la Fundación Jocotoco.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN PrimeraHora.com