Menú

¡Casi 100 libras de basura fuera del mar!

Casi 100 libras de basura se recogieron en la Playa Canalejo de la Reserva Natural Cabezas de San Juan el pasado sábado 17 de octubre de 2020. Esto como parte de la Limpieza Internacional de Costas que se realiza anualmente y que por más de 20 años se ha estado realizado en la reserva natural.  

Este año, debido a la pandemia y por protocolos de seguridad, no nos pudieron acompañar voluntarios, pero los compañeros intérpretes ambientales Leonor Alicea, Noel Rivera, Pablo Ponce de León e Idalmaris Tildman trabajaron arduademente para tratar de recoger la mayor cantidad de basura posible.  

Aunque es raro encontrar personas en Playa Canalejo, pues el acceso a ella no es tan fácil, aun así, suele recibir una gran cantidad de basura durante el año. ¿Cómo llega esa basura a la playa?  

Las corrientes y las olas traen mucha basura que baja por el Río Fajardo además de aquella que cae de los botes y lachas que visitan a diario las islas vecinas de Icacos y Palominos. En la limpieza se recogieron un total de 92 libras de basura en la que resaltaban las botellas plásticas de agua, cubiertos plásticos, sorbetos, cintas de amarrar bombas de cumpleaños, juguetes de foam” para el agua, hilo de pescar y sogas, bollas plásticas, madera de construcción y otros embaces y materiales plásticos.

De toda la basura que se recogió de la playa, lo más que llamó la atención fue un portacubiertos de plástico. ¡Sí! Uno como el que utilizamos en la cocina para escurrir los platos y cubiertos después que los fregamos. ¿Por qué esto está aquí?”, pensé.  

El segundo objeto que me llamó la atención fue una botella plástica que llevaba consigo un mensaje para “Julie” quien había fallecido y su esposo le enviaba un mensaje conmovedor.  No es la primera vez que en Playa Canalejo se encuentra una botella como esta. En el pasado apareció una botella con una nota que decía que la misma había sido lanzada desde un crucero y pedía a la persona que la encontrase que se comunicara al email que aparecía en la nota.  
 
El grupo de voluntarios que lo encontró contestó al mensaje diciendo que, aunque pareciera divertido esa práctica, la botella pudo haber terminado dentro del estómago de algún animal marino y que a su vez estaban contaminando el mar.  
 
Sin embargo, lo más triste fue encontrar: ¡mascarillas desechables! Este objeto es algo que no se había reportado en esta playa antes de la pandemia que estamos viviendo en el país y en el mundo. 
 

Toda la basura que llega al mar es una amenaza para la vida marina ya que muchos animales como ballenas, tortugas y aves costeras pueden confundir la basura y los pedazos de plásticos por comida, ingerirla y eso puede llegar a provocarles enfermedades y hasta la muerte poniendo en riesgo cientos de especies de animales muchos de ellos en peligro de extinción.  
 
El problema es que toda esa basura tarda cientos de años en descomponerse, por ejemplo: las botellas plásticas tardan más de 400 años; las latas de refrescos más de 30 años; la bolsa plástica de supermercados más 150 años y otros plásticos más de 1,000 años; los pañales de bebés, las toallas sanitarias femeninas más de 500 años y los vidrios pueden tardar más de mil de años.  
 
Recuerda siempre que vayas a la playa llévate la basura que produzcas y si puedes recoger la que encuentres en los alrededores. Mantener las playas limpias y cuidar del ambiente es responsabilidad de todos. Pon tu granito de arena y haz la diferencia.