Menú

Combatiendo el cambio climático

Por Charles Schumer

Charles Schumer

Ahora que los demócratas controlarán una camara del Congreso, el presidente Trump nuevamente señala que la infraestructura podría ser un área de compromiso. Estamos de acuerdo, pero si el presidente quisiera obtener el apoyo de los demócratas en el Senado, cualquier proyecto de ley de infraestructura tendría que incluir políticas y fondos que ayuden a la transición de nuestro país a una economía de energía limpia para poder mitigar los riesgos que los Estados Unidos ya enfrenta por el cambio climático.

Por demasiado tiempo, el Congreso no ha sido proactivo para combatir la amenaza que representa el cambio climático. Los poderosos grupos de intereses especiales tienen un control absoluto sobre muchos de mis colegas republicanos; algunos legisladores del Partido Republicano hasta se niegan a reconocer que el cambio climático está ocurriendo. Entonces, a pesar del inmenso problema, a pesar de los incendios forestales que han devastado el oeste de los Estados Unidos y los huracanes que crecen más poderosos con el paso de los años, la acción real contra el cambio climático está detenida por las denegaciones del presidente y demasiados republicanos en el Congreso.

Mientras se logró un progreso notable durante la administración de Obama para estimular la tecnología de energía renovable y los acuerdos internacionales para reducir las emisiones de carbono, la administración de Trump ha vergonzosamente deshecho la gran parte de ese progreso y parece que no está dispuesta a tomar ninguna medida para combatir el cambio climático. Lo peor de todo es que la administración sacó a los Estados Unidos del acuerdo climático de París, dando luz verde a países como China e India para aumentar las emisiones de carbono en cantidades inaceptables.

Sin embargo, en el 116º Congreso, los demócratas tendrán una oportunidad extraordinaria para forzar la acción contra el cambio climático. Los demócratas de la Cámara de Representantes, no solo tendrán el poder de proponer, debatir y aprobar leyes progresistas sobre el tema, sino que los demócratas del Senado también tendrán una influencia sustancial. Para que cualquier ley sea aprobada en el Senado, se requieren 60 votos.

Existe la oportunidad de hacer algo sobre el cambio climático en un proyecto de ley de infraestructura, ya que Trump ha nombrado, en varias ocasiones, la infraestructura como un punto potencial de compromiso en el nuevo Congreso. La verdad es que la inversión en la infraestructura ha sido una prioridad para los demócratas por décadas. Es por eso que los demócratas el año pasado propusieron un proyecto de ley de infraestructura para financiar un billón de dólares en proyectos, que el presidente ignoró. Nuestro plan sugirió nuevas inversiones en la energía limpia y resistencia al cambio climático. Esto fue un paso en nuestro camino hacia una economía totalmente de energía limpia. Y podríamos financiar el proyecto de leyen su totalidad revocando los peores obsequios de la ley tributaria de Trump, que le dotó a las corporaciones multinacionales y los más ricos de los más ricos.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com