Menú

Compañía señalada por Recursos Naturales se desvincula del derrame de diésel en la laguna del Condado

El presidente de Desarrollos Metropolitanos dice que asistieron en la limpieza ambiental porque son “buenos vecinos”, no porque hayan causado el incidente

Aún se desconoce el impacto ambiental del derrame de diésel en la laguna. (Facebook) (ELNUEVODIA.COM)

La compañía Desarrollos Metropolitanos, señalada por el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) como presunta responsable del derrame de diésel ocurrido ayer en la laguna del Condado, se desvinculó este miércoles del incidente, cuyo impacto a la reserva natural aún se desconoce.

En entrevista con El Nuevo Día, el presidente y principal oficial ejecutivo de Desarrollos Metropolitanos, José Vizcarrondo, tildó el suceso como un “alegado derrame”, y aseguró que el diésel vertido no provino de equipos de la empresa, sino de vehículos particulares estacionados en la zona.

“Al lado del condominio que estamos construyendo (Península) hay un estacionamiento. Allí, se estacionan carros, guaguas y equipos que no son nuestros. Cuando ocurrió el evento de lluvia fuerte ayer, el aceite que cae al asfalto causó esa mancha. Pero no es ningún derrame”, dijo Vizcarrondo.

“Después que investigamos, nos dimos cuenta de que fue la misma escorrentía de agua de lluvia que cogió el aceite que se les cae a los carros. Todo ese ‘parking’ tiene asfalto y eso fue lo que sucedió. No fue que hubo un ‘spill’ (derrame) de diésel, porque ningún equipo estaba botando diésel. Se verificaron todos”, agregó.

Ayer, mediante declaraciones escritas enviadas a los medios, el secretario del DRNA, Rafael Machargo, informó que se detectó presencia de diésel en un compartimiento de una excavadora pequeña (“bobcat”), que supuestamente pertenece a Desarrollos Metropolitanos, por sobrellenado del tanque. “Al equipo se le vació una goma y, al llover en la madrugada, salió el diésel del compartimiento y ganó acceso a la laguna del Condado”, explicó entonces.

Machargo señaló que la compañía estaba realizando “las labores de limpieza ambiental”, aunque no especificó en qué consistían ni cuánto demorarían.

Hoy, Vizcarrondo confirmó que Desarrollos Metropolitanos asistió en las labores de limpieza, pero reiteró que la empresa no es responsable del derrame.

“Ayudamos poniendo material absorbente en el área de cerca del mangle para parar la escorrentía, pero no nos correspondía a nosotros y así se lo dejamos saber a la Junta de Calidad Ambiental, el Departamento de Recursos Naturales (y Ambientales), la Guardia Costera y todo el que se asomó por allí”, manifestó.

“Ya se atendió el asunto. Se puso una barrera de protección. Se actuó de inmediato. Yo no estoy echándole la culpa a nadie, pero los hechos son los hechos. Nosotros no estamos asumiendo la responsabilidad, sino que actuamos como buenos vecinos”, añadió.

Vizcarrondo dijo desconocer a quién pertenecen los vehículos que, según su versión de los hechos, estaban estacionados y se le cayó el diésel que eventualmente llegó a la laguna.

¿Por qué Desarrollos Metropolitanos asistió en la limpieza ambiental si no es responsable del derrame?, preguntó este diario, a lo que el empresario respondió: “Reaccionamos porque no sabíamos lo que estaba pasando y, como buenos ciudadanos, nos movimos rápido”.

“Son accidentes que pasan, pero no fue una cosa adrede ni nada y nos movimos inmediatamente. Mientras menos se revuelque la cosa, mejor”, puntualizó.

El Nuevo Día solicitó información de seguimiento al DRNA, pero el portavoz de la agencia, Joel Seijo, indicó que el informe preparado por el personal técnico del Área de Respuesta a Emergencias Ambientales de la agencia estará listo mañana, jueves.

LEE LA INFORMACIÓN COMPLETA EN ELNUEVODIA.COM