Menú

Comunidad de Loíza reclama acceso al Bosque Estatal de Piñones

Piden al DRNA que firme un acuerdo de comanejo con la comunidad de manera que puedan disfrutar del bosque.

Vecinos de la comunidad loiceña de Piñones se manifestaron esta mañana frente al Bosque Estatal de Piñones, reclamando al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) que acoja un acuerdo de comanejo y permita a la comunidad volver a disfrutar de ese espacio natural.

Los manifestantes expresaron que en el pasado ya hubo un exitoso acuerdo de comanejo del bosque entre el DRNA y la comunidad, que permitió incluso la celebración de festivales. Sin embargo, esa colaboración se interrumpió.

Agregaron, con evidente frustración, que la comunidad se ha ocupado de dar mantenimiento y acondicionar el lugar, incluyendo la instalación de energía eléctrica, rebajar la hierba, arreglar baños y gazebos, entre otras medidas.

“Esto es un reclamo de la comunidad sobre el espacio del Bosque Estatal de Piñones, donde queremos trabajar en conjunto con el Departamento de Recursos Naturales (y Ambientales) en el rescate del mismo, en poder ofrecer lo que es un mantenimiento continuo, hacer actividades, que puedan venir universidades como se hacía antes, que podamos ser más accesibles a la hora de poder brindar un servicio desde aquí desde el bosque”, sostuvo Giomar Cruz Látimer, líder comunitario de Piñones y director ejecutivo de la organización sin fines de lucro Cultura Activa.

“Queremos hacer un acuerdo colaborativo donde podamos todos trabajar en equipo para el desarrollo de este espacio, que la comunidad también pueda ser parte de ese desarrollo, y que todos podamos tener un mejor disfrute de este espacio”, agregó, parado frente a unos portones que fueron colocados a la entrada del bosque, que limitan el acceso del público.

Cruz Látimer detalló que el esfuerzo que llevan a cabo nació luego de que los huracanes Irma y María, en 2017, causaran gran daño en el bosque y sus estructuras, así como los accesos. En medio de ese panorama, el DRNA “no contaba con el personal completo para poder trabajar estos espacios”, y la comunidad se organizó para “poder ofrecer un intercambio entre lo que es el mantenimiento de las áreas verdes, y realizar las actividades comunitarias desde este espacio”.

De ahí se creó “un acuerdo colaborativo simple”, para que se diera ese intercambio de manera efectiva, “teníamos un ‘win-win’ de ambas partes. Nosotros podíamos tener nuestro espacio de la comunidad, que era el espacio utilizado de cuando nosotros estábamos en la escuela elemental, este era el espacio donde hacían las graduaciones, las actividades recreativas, donde los niños venían aquí a correr. Pues eso se estaba perdiendo por la falta de mantenimiento”.

“Así que nosotros creamos ese acuerdo colaborativo para poder trabajar con las áreas verdes, hacerlo accesible para que la comunidad nuevamente viniera a utilizarlo, para que personas fuera de la comunidad pudieran venir a utilizarlo también, y que podamos tener el uso que se tenía antes en este espacio”, insistió el joven.

Cruz Látimer agregó que están a la espera de poder tener una reunión, “para poder dar seguimiento a este acuerdo colaborativo que ya se encuentra en Recursos Naturales. Ya este acuerdo colaborativo se trabajó en conjunto con el municipio, que la alcaldesa Julia Nazario nos está dando la mano fuertemente en estos procesos del acuerdo colaborativo. Lo que estamos esperando es tener este desarrollo o esta reunión, para poder completar, afinar este acuerdo colaborativo y que podamos comenzar con los trabajos”.

Shantille Quiñones de Jesús, quien también forma parte de la organización Cultura Activa y vive en la comunidad de Piñones, se unió al reclamo y, sin poder contener las lágrimas de frustración, condenó que “llevamos dos años aquí esforzándonos mucho. Fueron muchas horas días y semanas rescatando este lugar, y nos sacaron injustificadamente”.

“La comunidad lleva años sin poder estar en este lugar, que les queda a minutos caminando, sin poder disfrutar, sin poder hacer cumpleaños, actividades”, insistió, agregando que hace poco hicieron allí una actividad y llamaron a “los guardias y el Cuerpo de Vigilantes para sacar a la comunidad porque no se podían hacer actividades aquí”.

“Es un dolor porque esta comunidad era la que disfrutaba, era la que se bañaba aquí”, añadió la joven, visiblemente conmovida, todavía con un nudo en la garganta. “Estamos aquí. La comunidad se organizó hace dos años, la comunidad fue la arregló los baños, la que trabajó el pasto, la que arregló el alumbrado, la que empezó a hacer las tutorías para la comunidad, la que hizo actividades para jóvenes, actividades inclusivas para la comunidad sorda”.

“La comunidad se organizó, la comunidad volvió a visitar su bosque, su recurso, volvió a darnos las gracias porque hacía tiempo no caminaban de su casa a este bosque. Y cuando vuelven a hacerlos, nos sacan, injustificadamente”, condenó.

Por su parte, la alcaldesa Julia Nazario, quien dijo presente en la manifestación, afirmó que “estoy en apoyo de lo que es el proyecto Cultura Activa. Le da un espacio a los jóvenes del área de Piñones y de todo Loíza para empoderarse de espacios que necesitan cuidado y necesitan ser atendidos”.

Nazario reiteró que “lo que queremos es colaborar”, y destacó que tienen hace mucho tiempo un acuerdo colaborativo, “que luego nos dijeron que iba a ser un convenio que iba a estar firmando el municipio, para que los muchachos pudiesen entrar a hacer sus actividades, aparte de ayudar a dar el mantenimiento”.

“Estamos buscando una comunicación franca con el Departamento de Recursos Naturales, y a la vez que puedan escuchar este proyecto hermoso. Es un proyecto educativo, y que mejor que este parque para que se desarrolle ese proyecto educativo que pueda traer escuelas, que pueda traer ciudadanos de otros lugares, y que pueda además de ser educativo ser un espacio turístico que ayude a que gente de otros lugares pueda conocer este bosque maravilloso”, insistió la alcaldesa.

Nazario observó que el acuerdo que buscan promover está estancado en “el proceso burocrático que hay en todas las agencias” y que en el caso del DRNA se agudiza por todas las situaciones en que está envuelta esa agencia.

“Hay una secretaria nueva (interina, Anaís Rodríguez Vega). Así que me muevo hasta aquí porque a lo mejor esta es la manera que ella tiene de escuchar. Queremos volver a la mesa, queremos comenzar estas negociaciones, para que lo antes posible los muchachos y la comunidad puedan tener este espacio abierto”, afirmó la alcaldesa.

Nazario opinó que en realidad ni siquiera deberían estar en esa manifestación por tratarse de un buen proyecto en que en principio todas las partes ganan y están de acuerdo, pero que está estancado en el proceso burocrático.

“Yo confío, estamos aquí porque Giomar (Cruz Látimer) siente que a partir de hoy esto se va a mover. Y yo le estoy dando el apoyo para que a partir de hoy un joven talentoso, un joven que ama su comunidad, un joven de principios, pueda tener ese espacio para echar adelante. No debe de haber piedras que detengan a un joven ejemplar, no debe de haberlas”, enfatizó la alcaldesa.

En esa línea, Cruz Látimer aprovechó para dirigirse a la secretaria interina del DRNA y pedirle “acción ya. Llevamos más de dos años esperando este proceso. Es un acuerdo colaborativo que ya se encuentra en Recursos Naturales, que se empezó. Aquí ya se hicieron más de nueve actividades cuando se comenzó. Lo que queremos es dar seguimiento a este proceso y que se haga escuchar el reclamo de una comunidad, porque se hizo un poco inaccesible el Bosque Estatal de Piñones colocando unos portones peatonales que no estaban, y la comunidad ya no puede entrar libremente como hacía antes”.

“Así que lo que queremos es poner un diálogo sobre la mesa para poder ver estas situaciones, para poder trabajarlas a la mayor brevedad posible, y que podamos trabajar los asuntos internos que están pasando aquí dentro de la comunidad, que eso luego sobre la mesa se pueden trabajar”, reiteró el líder comunitario.

Su comentario encontró eco en las palabras de Quiñones de Jesús, quien reiteró su molestia porque se frustren los esfuerzos comunitarios para rescatar un espacio que no se estaba atendiendo de manera adecuada.

“Es el cansancio de un pueblo que vuelve a retomar un espacio perdido, y por estos sistemas burocráticos vuelven a oprimir a la comunidad. Y estamos cansados. Hoy somos pocos, pero espero que esta lucha se expanda. Y que no solamente sea aquí en Piñones, dondequiera que haya una comunidad levantándose a rescatar un espacio, levántense duros, porque los recursos nos pertenecen a todos como comunidad”, insistió. “Así que esperamos a la secretaria, que escuche nuestras palabras. Esperamos que esta dinámica cambie después de este mensaje. Y si no, pues vamos a seguir aquí luchando. No nos vamos a cansar hasta que la comunidad vuelva a obtener lo que le pertenece”.

A la manifestación liderada por Cultura Activa y residentes de Piñones, se unieron también varias organizaciones en favor del ambiente, así como el activista ambientalista y excandidato a la gobernación Eliezer Molina.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN PRIMERAHORA.COM

Estimados amigos

Ante el paso
del huracán Fiona
por el archipiélago
de Puerto Rico,

Para la Naturaleza está activa respondiendo a la emergencia del país. Hemos enfocado nuestros esfuerzos principales en el apoyo a las comunidades afectadas y al respaldo de las prácticas agroecológicas.  

¡Tú también puedes aportar a la recuperación de las comunidades y agricultores agroecológicos de Puerto Rico! Para más información, visita: pln.org/fiona. 

En estos tiempos de dificultad, deseamos que todos se encuentren bien, seguros y a salvo. 

En solidaridad,   

Dona Donate Para La Naturaleza Puerto Rico