Menú

Conócenos (FCPR)

El Fideicomiso fue creado en el 1968

El Fideicomiso  (FCPR)

Misión:

El Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico es una entidad privada sin fines de lucro cuya misión es asegurar la funcionalidad y la salud de los ecosistemas en las islas de Puerto Rico. El Fideicomiso tiene como meta, además, promover el sentido de responsabilidad hacia la conservación de nuestros recursos naturales entre los habitantes de Puerto Rico. De esta manera podremos contar siempre con los servicios que nos brindan los ecosistemas para poder alcanzar nuestras metas económicas, sociales y de calidad de vida.

Visión:

El Fideicomiso de Conservación cree que podemos alcanzar nuestro potencial máximo, tanto a nivel individual como colectivo, si logramos mantener los servicios que brindan los ecosistemas de las islas de Puerto Rico y si respetamos todas las formas de vida que comparten nuestro medio ambiente natural.

Campo de acción

El Fideicomiso lleva a cabo su misión adquiriendo áreas naturales a ser protegidas, estableciendo servidumbres de conservación, a través de programas de restauración de hábitas y especies y a través de la rehabilitación de lugares históricos, entre otros mecanismos. Como parte de su misión, el Fideicomiso desarrolla programas educativos con el objetivo de fomentar la conciencia y la participación activa para lograr las metas de conservación y protección de las áreas naturales de las islas de Puerto Rico. Estos esfuerzos van mano a mano con un programa de viveros de árboles dedicados a producir, distribuir y plantar árboles nativos en Puerto Rico.

Adicionalmente, el Fideicomiso ha implementado un plan de 3 partes dirigido a revertir la pérdida de las áreas verdes en las islas de Puerto Rico y a lograr un balance sostenible entre la capacidad natural de nuestras islas y nuestras actividades económicas, sociales y culturales. Este plan tiene las siguientes tres metas:

33 X 2033: lograr que 33% de los terrenos en Puerto Rico estén protegidos para el año 2033 mediante la conservación de ecosistemas claves para maximizar su funcionalidad y biodiversidad

Inspirar líderes ambientales y de la herencia histórica: al proveer programas diversos para los visitantes de nuestras áreas naturales, que fomenten el sentido de conexión con la naturaleza y que promuevan la responsabilidad hacia nuestras riquezas naturales y culturales;

Promover una cultura de conservación: al desarrollar y al apoyar políticas ambientales que busquen la prosperidad económica de Puerto Rico, y que también tomen en cuenta la protección de nuestra salud ambiental.

Historia

El Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico fue creado en el 1968 por el Memorándum de Entendimiento entre el Departamento del Interior de los Estados Unidos y el Gobierno de Puerto Rico. Quedó establecido legalmente a través de la Escritura de la Constitución del Fideicomiso en el 1970. En ese entonces la economía de Puerto Rico pasaba por un período de modernización e industrialización .

El Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico se creó para servir como la principal organización privada sin fines de lucro, dedicada a la protección de las grandes riquezas ambientales de Puerto Rico por medio de la adquisición de tierras con valor ambiental, histórico y/o cultural, entre otras estrategias. Desde entonces, el Fideicomiso ha estado acelerado, que abrumó los recursos naturales de sus islas. Cuando el desparrame urbano y la desforestación—entre otros factores—empezaron a impactar negativamente los recursos naturales de nuestras islas, se hizo imperativo la necesidad de proteger y restaurar nuestros ecosistemas vitales.

El Fideicomiso de Conservación se creó como una organización privada sin fines de lucro dedicada a la protección de las riquezas ambientales de Puerto Rico por medio de la adquisición de tierras con valor ambiental, histórico y/o cultural. Desde entonces, ha sido una de las organizaciones de su tipo con mayor alcance en Puerto Rico, y una de las entidades líderes en conservación ambiental, dedicada a la protección y al manejo de ecosistemas y a proveer educación ambiental de calidad.

A través de los años, el Fideicomiso de Conservación ha involucrado a decenas de miles de participantes en sus esfuerzos de conservación. Nuevas oportunidades para la participación activa ayudan a crear conciencia sobre las maneras en que la gente se relaciona con la naturaleza, promoviendo comportamientos más saludables hacia nuestro ambiente natural. La organización ha recibido numerosos premios y reconocimientos por sus contribuciones a la protección y restauración de la naturaleza, por sus logros en la conservación histórica, y por la excelencia de sus programas de educación ambiental.