Menú

Cultivan girasoles desde la cárcel

Listas para la venta las primeras plantas al cuidado de 15 nuevas agricultoras

programa de siembra de girasoles en Bayamón

Con la siembra y cuido de unas 315 plantas de girasol en un vivero del Complejo de Rehabilitación para Mujeres en Bayamón, 15 reclusas no solo podrán aplacar sus penas, sino que han entrado en un proceso de rehabilitación y en la práctica de un oficio que una vez en la libre comunidad también podrán procurarse otra forma de generar ingresos.

El fruto de ese trabajo de sol a sol, que las ha puesto en la responsabilidad de cuidar la vida de las plantas y velar por su sano crecimiento, estará listo para la venta en los próximos días, cuando ofrezcan los primeros ejemplares para la venta en agencias públicas. La intención posterior es poder exponer los girasoles en ferias agrícolas para el público en general, según aumente la producción.

“Se trata de una experiencia liberadora, que te estimula a trabajar y te permite tener la esperanza de un empleo al momento de salir a la calle. Con esto hemos desarrollado rehabilitación, disciplina y responsabilidad, pero sobre todo la capacidad de cuidar de otro”, expresó Melania De Jesús, quien está en el grupo de la población de custodia mediana y mínima.

Las iniciativas agrícolas como gestión terapéutica en las cárceles no es nueva en la Isla, pero la administración lo que ha hecho es buscar acuerdos que ayuden a diversificar la oferta de siembra y cultivos, ante el auge en el consumo de productos locales.

El vivero tiene capacidad para 800 plantas, las cuales tardan entre 50 a 60 días para germinar y empezar a florecer.

Eric Rolón, secretario del Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR), dijo que la rehabilitación le proporciona a los confinados un sentido de pertenencia y destrezas para cuidar algo o a alguien, lo cual resulta positivo en todos los aspectos. Mientras, el componente de bonificación, permite acortar sentencias.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElVocero.com