Menú

Descubre lugares históricos a través de un juego de cartas

“¡Registro!” es una forma divertida de aprendizaje para que niños y adultos conozcan aspectos de la historia, la arquitectura y la arqueología nacional.

Un nuevo juego de cartas promete llevar diversión a la vez que sirve de enseñanza para los niños, quienes podrán conocer aspectos sobre nuestra historia, arquitectura y arqueología utilizando como referente principal las propiedades históricas destacadas en la Oficina Estatal de Conservación Histórica de Puerto Rico (OECH).

“¡Registro!” lleva por nombre el juego que incluye 108 cartas, que corresponden a 27 propiedades o recursos representativos de cada una de las cuatro regiones de la isla, que aparecen en el Registro Nacional de Lugares Históricos (RNLH).

“Como arquitecta, abuela y mamá, siempre he estado pendiente de los niños y sobre cómo aprenden acerca nuestra cultura. He visto la oficina como una fuente de información increíble de la cual podía surgir muchas iniciativas para niños. Cuando regreso nuevamente a laborar a esta oficina, hablamos sobre desarrollar proyectos para niños en forma de juegos”, dijo Gloria Milagros Ortiz Lugo, subdirectora de esta agencia, quien contó con la colaboración de la también arquitecta Evelyn M. Villalobos Rivera, quien es especialista en Propiedad Histórica de OECH, para darle vida a este proyecto.

Aproximadamente seis meses le tomó a Villalobos Rivera completar el proceso de conceptualización y diseño, que incluyó la selección de las propiedades, procurando que no fueran un mismo tipo de propiedad, sino que tuvieran arqueología y estructuras de diferentes fechas, ya fueran privadas o públicas, para que las personas que lo jueguen tengan una idea más amplia de lo que hay incluido en el registro nacional.

“Comencé montando el juego según la división de regiones que nosotros tenemos en el proyecto de inventario que se está realizando en la oficina. De ahí partí para buscar referencia de diferentes juegos que existen, para que la metodología del juego sirviera y no crear una cosa nueva, sino buscar métodos que ya funcionan y de ahí partir”, explicó acerca del proceso.

Para esto, Villalobos Rivera se enfocó primero en escoger una propiedad por municipio y completar las 27 propiedades por región, según los municipios que tuvieran más recursos. Cada tarjeta incluye una ilustración de la propiedad, una breve descripción de su importancia histórica y el criterio de inclusión bajo el que fue incluido en el RNLH.

“Lo más difícil fue seleccionar la información que se le incluyó a cada tarjeta, ya que queríamos los datos más importantes, pero que no fuera algo tan extenso. Para que fuera de interés, atractivo, que no fuera tan complicado para los niños y que funcionara con el diseño gráfico que estaba realizando Natalia Núñez, quien se inspiró en los colores del logo y de la oficina”, mencionó la arquitecta Villalobos Rivera.

La última publicación dirigida a los niños se hizo hace muchos años, un libro de pintar que contenía información de las propiedades. De ahí sugerió que se realizara algún proyecto que fuera más interactivo, y que no se limitara a unas edades particulares.

Cartas con recursos y propiedades como la Cueva Lucero en Juana Díaz, Casa Natal de Luis Muñoz Rivera en Barranquitas (1850), Distrito de San Germán (1830) y la Oficina de Telégrafo y Teléfono en Gaynabo (1948), son solo algunas de las que se podrán encontrar como parte del juego.

“Es un proyecto que nos llenó de ilusión rápido. Pensaba que sería imposible hacerlo en tan poco tiempo. Es una herramienta extraordinaria para llevar un mensaje de la importancia en los recursos y que la gente se identifique con ellos en todos los pueblos. Sobre todo, para que los niños mediante un juego puedan comenzar a relacionarse con los recursos históricos, con la importancia, con lo que dice cada recurso sobre nuestra historia, es bien importante”, manifestó por su parte el arquitecto Carlos A. Rubio Cancela, quien es director ejecutivo de (OECH).

Metodología

De 2 hasta 8 personas pueden involucrarse en este juego de cartas que consta de: tarjetas de las propiedades seleccionadas, reglas del juego con preguntas sugeridas, un mapa con las regiones e información relacionada con el catálogo del RNLH generado por la OECH. Tiene diversas opciones para jugarlo de acuerdo a la edad de los participantes. Este se puede jugar por color, letra de criterio o por tipo de propiedad, ya que se puede ajustar desde lo más básico o hasta avanzada. Al final, quien gana grita: “¡Registro!”. Las preguntas de reto forman parte de la dinámica del juego, para ver quién tiene más conocimiento sobre las propiedades.

El lanzamiento oficial de “¡Registro!” se llevará a cabo el jueves, 3 de febrero de 2022 a las 6:00 p.m. por el Facebook Live de la OECH, donde se hará una presentación virtual en la que se integrará a un grupo de niños de la Escuela Ernesto Ramos Antonini, quienes demostrarán cómo llevar a cabo la ejecución del juego.

Este no está a la venta, por lo que si quiere adquirirlo debes conectarte en Facebook: Oficina Estatal de Conservación Histórica de Puerto Rico, donde irán informando las diversas formas sobre cómo conseguir esta edición que consta de unos 5,000 juegos de cartas.

Se desarrolló un proyecto hermoso, en el que Evelyn tomó la batuta, dijo vamos a hacerlo y lo desarrolló. Creo que va a tener mucho éxito. A nosotros nos emociona. Es un propósito de nuestra oficina, proveer material para que desde temprana edad puedan irse educando en lo que es su patrimonio, la historia y lo que les rodea”, indicó Villalobos Rivera, quien aseguró que será el primer juego de muchos.

De acuerdo con el sirector de OECH, esperan llevar muchos de estos juegos a las escuelas, a través de un programa de educación dentro de la agencia, así como otros futuros proyectos.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ELNUEVODIA.COM