Menú

Diversión en armonía con la naturaleza

Disfrutar de espacios naturales como la playa o el campo son de gran beneficio para la salud física y emocional. En momentos en que enfrentamos un incremento sostenido de contagios con la variante ómicron del covid-19, el esparcimiento al aire libre es la alternativa más acertada para compartir en familia.

Puerto Rico cuenta con gran número de bosques, refugios de vida silvestre y áreas protegidas que se prestan para la práctica del excursionismo o senderismo, para hacer kayaking o deportes extremos como recorridos en ‘four track’.

Con esto en mente, en esta edición de TRAVESÍA de EL VOCERO, te compartimos algunas opciones para que planifiques tu fin de semana en medio de la naturaleza.

SENDERISMO

Reserva Natural del Cañón San Cristóbal, Barranquitas. Es una propiedad administrada por la organización sin fines de lucro Para la Naturaleza que cuenta con dos veredas o senderos que pueden utilizarse a libre interpretación, sin necesidad de reservación: Cascada El Ancón y Suñé. La vereda Cascada El Ancón está ubicada en el barrio Helechal en lo alto de las montañas de Barranquitas. Es una vereda lineal, moderadamente frecuentada y discurre por zonas agrícolas y boscosas. Esta experiencia te permitirá contemplar los márgenes del Cañón San Cristóbal desde arriba con vistas privilegiadas del bosque. Esta vereda también te llevará hasta la vista de la cascada El Ancón, una caída de agua que supera la altura de la estatua de la libertad.

Por otro lado, la vereda Suñé —que comienza a los pies de la comunidad El Portón— consta de una trayectoria lineal poco frecuentada a través de la cresta de una montaña en donde tendrás la oportunidad de observar paisajes que se extienden desde Comerío, Naranjito y Cayey. El sendero provee en su final un espacio de descanso con tranquilidad y temperaturas frescas. 

Bosque Seco, en Guánica. Este bosque estatal es único en su clase. Por su importancia para la ciencia fue designado Reserva de la Biósfera Internacional por la Unesco  (1981) y Reserva Forestal (1985). La reserva cuenta con cerca de 14 veredas, con diferentes grados de dificultad, que pueden conducirte hasta la Playa Manglillo. Si eres un observador de aves, este será tu paraíso, pues alberga una variedad de aves exóticas que prosperan en hábitats cálidos. Hay más de 600 especies de flora y fauna, así como sus 48 especies animales en peligro de extinción. También, es una aventura ideal si disfrutas de escalar, andar en bicicleta y de un día en la playa. En sus predios también se puede encontrar el bosque enano, el Fuerte Caprón y las ruinas de un faro español.

Bosque Nacional El Yunque, en Río Grande. Recientemente fue incluido en la tradicional lista “52 Places” del periódico The New York Times, como uno de los lugares únicos en el mundo que los viajeros no se pueden perder en este 2022. Por lo que tampoco podemos dejarlo fuera de la lista de lugares que —como puertorriqueño— debes descubrir. El Yunque se extiende por casi 29,000 acres y alberga más de 240 especies de árboles y plantas endémicas, además de especies únicas como la cotorra puertorriqueña y el coquí. Es el único bosque tropical lluvioso que pertenece al sistema de bosques nacionales y aunque uno de los de menor tamaño en extensión territorial, es uno de los bosques nacionales de mayor diversidad biológica. Es preciso recalcar que para disfrutar de las áreas principales se requiere reservación a través de la plataforma Recreation.gov.

TODO TERRENO

Anidado en el ramal del Yunque, está Carabalí Rainforest Adventure Park. Una finca que comparte flora y fauna con el bosque. Una de las alternativas de aventuras incluye conocer los ecosistemas a través de un paseo a bordo de un vehículo todo terreno (‘fourtrack’ o UTV), en un trayecto que incluye parada en el río Mameyes. Cabe destacar que la participación en las distintas atracciones está sujeta a que cumplas con ciertos requisitos como edad, estatura y otros relacionados a las medidas de seguridad para prevención de covid-19. El lugar integra también, un área de restaurante y tienda. También requiere reservación en línea.

KAYAK

Reserva Natural Caño Tiburones, Arecibo. Es uno de los humedales más grandes de Puerto Rico. Cubre una extensión territorial aproximada de siete mil cuerdas, y su valor ecológico consiste en purificar las aguas de escorrentía para luego descargarlas gradualmente al mar. También sirve como hábitat principal para una gran variedad de especies de aves, insectos, reptiles, crustáceos, peces, incluyendo animales nativos, endémicos, migratorios, raros o en peligro de extinción. Giant Kayak, es una de las empresas que te ofrece servicios en esta área con vista hacia la estatua Nacimiento del Nuevo Mundo —también conocida como la estatua de Cristóbal Colón —, erigida en la carretera 681 del barrio Islote. El recorrido tiene una duración aproximada de dos horas. Requiere coordinar.

Laguna del Condado, San Juan. Es un área recreativa que figura como el lugar perfecto para amantes de los deportes acuáticos no motorizados o para cualquier persona que busque una aventura náutica en San Juan. El lugar te provee una vista espectacular de la ciudad durante el día, de las puestas de sol y de la vida nocturna de la Avenida Ashford. Aquí hay varias empresas que —además de la renta de equipos para “kayakear”, practicar ‘paddleboard’ o ‘snorkeling’— te ofrecen recorridos y clases de yoga, entre otros servicios.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ELVOCERO.COM