Menú

EE.UU. reafirma su compromiso climático con Centroamérica y el Caribe

“Somos conscientes de las dificultades de Centroamérica para combatir los retos del clima”, señaló Dan Erikson, Subsecretario adjunto de Defensa para el hemisferio occidental del Departamento de Defensa estadounidense.

Estados Unidos mantiene su compromiso de cooperación con Centroamérica y el Caribe en materia de defensa, al tiempo que busca ampliar su ayuda en respuesta a los desastres naturales y los efectos del cambio climático, según dijo este jueves en una conferencia un alto funcionario estadounidense.

“Somos conscientes de las dificultades de Centroamérica para combatir los retos del clima”, señaló hoy Dan Erikson, Subsecretario adjunto de Defensa para el hemisferio occidental del Departamento de Defensa estadounidense.

Durante su participación en la sexta Conferencia Hemisférica de Seguridad, organizada de manera virtual por la Universidad Internacional de Florida (FIU), Erikson destacó la participación “activa” de las Fuerzas Armadas estadounidenses durante los esfuerzos de recuperación cuando un huracán impacta en la región.

Reconoció que Estados Unidos tiene aún “mucho que aprender” sobre los desafíos relacionados con la propia capacidad de los países de Centroamérica y el Caribe, los cuales durante años han señalado que los efectos del cambio climático suponen los retos “más urgentes” que afrontan en materia de defensa.

Respecto a cómo Defensa puede mitigar los efectos del cambio climático, Erikson apuntó que el primer paso es “reconocer que a medida que cambia el clima ello presenta nuevos desafíos para las Fuerzas Armadas”.

Recordó la prioridad del Gobierno estadounidense en la respuesta al flujo migratorio desde Centroamérica, una crisis bajo la supervisión de la vicepresidenta, Kamala Harris, quien recientemente tuvo una reunión con el presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei.

Aquel encuentro dio como resultado una partida de $26 millones para atender los temas mas urgentes en materia de defensa del país centroamericano, señaló el funcionario.

La crisis climática es una de las cuatro principales líneas de acción que maneja el Departamento de Defensa bajo la actual Administración de Joe Biden, junto con la lucha contra la pandemia de la covid-19, los retos en ciberseguridad y la influencia de China en el hemisferio occidental.

Sobre esto último, puso de relieve que rastrean muy de cerca lo que se ha llamado la “diplomacia de la vacuna” de Rusia y China en los países americanos, a través de la entrega de sus propias vacunas, y ante lo que la Administración de Biden respondió con el anuncio esta semana de una nueva donación de vacunas al exterior.

Las 20 millones de dosis dadas a conocer el lunes eleva el total a 80 millones de vacunas donadas a otros países, lo que convierte a Estados Unidos en el líder del reparto mundial de vacunas.

Sobre el efecto de China en el hemisferio occidental, Erikson dijo que una de las dimensiones se relaciona con el comercio, en concreto la importación de materias primas; pero luego está la “influencia política” en la región. “Son varios retos y requieren diversas respuestas”, recalcó.

Erikson se refirió a la “pesca irrestricta y no regulada” en el Atlántico sur como otra de las prioridades del Departamento de Defensa, así como la de profundizar su relación con los vecinos inmediatos, Canadá y México.

“Es importante destacar que la relación entre México y Estados Unidos desde el punto de vista de Defensa esté basada en temas de Defensa, y no en temas policiales para la cual hay otras agencias específicas”, manifestó el funcionario.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN EYBORICUA.COM