Menú

El confinamiento mundial por el COVID-19 reduce las emisiones de carbono en un 17%

Un estudio de la revista "Nature Climate Change" advirtió, sin embargo, que para que esto se sostenga los gobiernos deben tomar medidas permanentes

El confinamiento global impuesto para combatir la pandemia de COVID-19 provocó en su pico el pasado 7 de abril una reducción del 17% de las emisiones diarias mundiales de carbono, hasta su nivel más bajo desde 2006, revela un estudio publicado este martes en “Nature Climate Change”.

El análisis, hecho por un equipo internacional de científicos coordinado por Corinne Le Quéré, de la universidad inglesa de East Anglia, advierte, sin embargo, de que ese efecto positivo “no durará” si los gobiernos no introducen medidas permanentes para rebajar las emisiones nocivas a la atmósfera.

A pesar de que el mundo se encamina este año a una reducción de las emisiones de entre un 4 y un 7% respecto a 2019 (según lo que duren las restricciones), el mayor descenso anual desde la segunda Guerra Mundial, ello apenas tendrá impacto en el cambio climático, debido a la gran cantidad ya acumulada, avisan los expertos.

Los científicos analizaron las restricciones impuestas en 69 países responsables de un 97% del total de emisiones de CO2 y su efecto diario en sectores de actividad claves entre enero y abril, comparado con los datos de 2019.

De acuerdo con el estudio, durante el pico del encierro el 7 de abril, cuando las regiones más contaminantes (China, EEUU, Europa e India) estaban confinadas, las emisiones diarias globales bajaron en 17 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2), un descenso de 17% respecto a 2019, con una caída media diaria del 26% en cada país.

Las emisiones por parte del transporte terrestre representaron casi la mitad (43%) de la disminución, mientras que la generación de energía representó el 19%, la industria el 25% y la aviación el 10%.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com