Menú

El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales defiende acción sobre desarrollo en humedal en Luquillo

Esperan construir un hotel en el terreno ubicado en Luquillo

El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) aseguró que atendió con “sensibilidad y detenimiento” el permiso de uso para convertir en un hotel de más de 100 habitaciones un terreno en Luquillo que contiene un humedal.

En vídeos difundidos en las redes sociales pueden verse agresiones físicas y escucharse palabras soeces y gritos durante una manifestación en contra del proyecto el pasado lunes. No obstante, el Negociado de la Policía confirmó que cuenta con una sola querella de una mujer, quien alegó que un empleado del desarrollador le tocó sus senos, glúteos y la golpeó.

De acuerdo con Luis Sierra, secretario auxiliar de la secretaría de permisos, endosos y servicios especializados del DRNA, la agencia hizo una serie de peticiones a los desarrolladores para que implementaran medidas de mitigación más abarcadoras.

“Para evitar pérdida neta de humedal, se ordenó el rediseño del proyecto para reducir el área de impacto en los terrenos húmedos, así como el mejoramiento y conservación de la pequeña zona húmeda (charca al suroeste del desarrollo). Esto, mediante la ampliación del área, así como la siembra de vegetación propia de esa zona que permitan el mejor desarrollo del ecosistema y la vida silvestre, como el (ave) carrao (Aramus guarauna) y que sirven de amortiguamiento con el área a desarrollar”, indicó Sierra por escrito.

El secretario auxiliar esbozó que el DRNA también pidió establecer una servidumbre de conservación para el área de mitigación de humedales del proyecto y recomendó fijar un programa de reforestación con especies arborescentes nativas. “Evaluada que la información presentada estuviese en conformidad con las recomendaciones del DRNA, no se tienen objeciones a la realización del proyecto. No obstante, el DRNA podrá asegurarse de que se le dé fiel cumplimiento a las recomendaciones ”, dijo Sierra.

El funcionario destacó que la propuesta para conceder el permiso surgió en 2016 y, desde ese entonces, el DRNA laboró junto al Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos y la Junta de Planificación (JP) para evaluar la solicitud.

Ivelisse Prado, ayudante especial en comunicaciones y prensa de la JP, estableció por escrito que “no tiene ante su consideración ninguna gestión sobre dicho proyecto”. “Este desarrollo fue aprobado por la agencia el 1ro de septiembre de 2016 mediante el proceso de consulta de ubicación”, agregó.

Un humedal, según la página web del DRNA, es un área cuyo suelo se ha adaptado a inundaciones constantes y ayuda a filtrar el agua, por lo que debe ser conservado.

Residentes del lugar, quienes se han organizado en “asambleas de pueblo” para objetar la construcción, destacaron que el área se inundó con unos cuatro a cinco pies de altura tras los huracanes Hugo y María en 2017, lo que provocó que la carretera PR-3 fuera intransitable.

El alcalde de Luquillo, Jesús “Jerry” Márquez, explicó ayer en entrevista radial que condicionó su endoso al proyecto al cumplimiento con una serie de compromisos, entre ellos “que se cree infraestructura para controlar inundaciones”. Sin embargo, reiteró que la decisión final recayó en el DRNA y el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), pues Luquillo no es municipio autónomo.

Rentado por 74 años

El contrato registrado en la Oficina del Contralor apunta a que la Administración de Terrenos le rentó un total de 58.68 cuerdas a Luquillo Hospitality Trust, dueños del proyecto, desde el 2016 hasta el 2090, por $15,460,288.

La transacción, según la Oficina del Contralor, se efectuó el 26 de febrero de 2016, dos días después que la entidad se había registrado en el Departamento de Estado como una corporación con otro nombre: Luquillo Hotel Company, LLC.

Según el contrato, el Hotel Luquillo (Fairfield Inn & Suites by Marriott and El Tropical Casino) consistirá de 100 habitaciones, un restaurante, tiendas, estacionamiento y un casino. La empresa matriz de Luquillo Hotel Company, LLC es PRISA Group, desarrolladora de urbanizaciones, hoteles y el Distrito T-Mobile, en San Juan.

Investigación cameral

Según la portavoz del Movimiento Victoria Ciudadana (MVC) en la Cámara de Representantes, Mariana Nogales, el proyecto estuvo detenido luego de sus primeros trámites en 2016 y se retomó en 2019.

En ese entonces, según el Plan de Uso de Terrenos de 2015, los suelos sobre los cuales se construirá el hotel estaban clasificados como “SREP-E” o “Suelo Rústico Especialmente Protegido-Ecológico”, que “por su especial ubicación, topografía, valor estético, arqueológico o ecológico, recursos naturales únicos u otros atributos, se identifica como un terreno que nunca deberá utilizarse como suelo urbano”, expuso Nogales.

La modificación de los mapas de clasificación y de calificación en 2019, en los cuales se cambiaron categorías de suelo a “Suelo Urbano” y “Desarrollo Turístico Selectivo” dieron paso a que el proyecto se concretara, por lo que la representante propuso que se investigaran las razones por las que se le retiró la protección a los terrenos para autorizar la construcción del hotel.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ELVOCERO.COM