Menú

El DRNA y United Way pactan para reabrir el Bosque Urbano San Patricio

El DRNA y United Way pactan para reabrir el Bosque Urbano San Patricio

El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) y la organización sin fines de lucro United Way de Puerto Rico firmaron un acuerdo de colaboración para la rehabilitación del Bosque Urbano San Patricio, uno de los pocos pulmones naturales en plena zona metropolitana.

Rafael Machargo, secretario del DRNA, indicó que el acuerdo tiene como meta principal la reapertura del bosque, que permanece cerrado desde el paso del huracán María en septiembre de 2017.

Para ello, explicó Machargo, United Way apoyará a la agencia en la restauración de las veredas forestales, el control de malezas invasivas y la instalación de un nuevo letrero de bienvenida al bosque, entre otras actividades.

“La unión del DRNA a United Way de Puerto Rico es un ejemplo de cómo las alianzas de agencias de gobierno y entidades sin fines de lucro pueden trabajar en conjunto para un bien común que redunde en el beneficio de todos los ciudadanos, en este caso, que puedan disfrutar de un recurso natural”, dijo el secretario por escrito.

Amplia biodiversidad

El Bosque Urbano San Patricio, ubicado entre las urbanizaciones Villa Borinquen y Caparra Heights y el complejo Borinquen Towers en San Juan, es uno de los 20 bosques que administra el DRNA. Se compone de 70 cuerdas de terreno, de las cuales 53 son llanas y las restantes 17 son cerro calizo o mogote. Provee hábitat para una amplia biodiversidad de flora y fauna (endémicas, nativas y exóticas y en peligro de extinción).

Según el DRNA, se han identificado más de 70 especies de árboles, como flamboyán, almendro, roble, maría y tulipán africano. Se han introducido especies en peligro de extinción, como el matabuey y la palma manaca, que se han adaptado al terreno. También, hay representación de plantas medicinales.

Igualmente, se han identificado, al menos, 33 especies de aves, de las cuales nueve son endémicas, entre estas, comeñame, múcaro de Puerto Rico, calandria, reina mora y bien te veo. Varias especies de coquíes habitan en el bosque, al igual que la boa de Puerto Rico, que está en peligro de extinción.

“Muy necesario”

“La restauración del Bosque Urbano San Patricio es un proyecto muy necesario. Pondrá nuevamente este ideal espacio ecológico al alcance de nuestra comunidad, sobre todo de los niños, para quienes resulta muy saludable para su desarrollo mediante su recreación y actividad física”, expresó, por su parte, el presidente de United Way de Puerto Rico, Samuel González.

“Estamos muy conscientes de que el mantenimiento del bosque también constituye un componente importante, por lo que nuestro compromiso se extiende a la convocatoria de voluntarios a estos fines”, añadió González.

Desde la década de 1940 hasta 1974, los terrenos del bosque –entonces Finca San Patricio– estuvieron bajo la jurisdicción de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos. Luego, fueron adquiridos por el gobierno estatal para la construcción de viviendas de interés social. Pero eso no ocurrió y, entre 1977 y 1978, las estructuras existentes fueron demolidas.

En el ínterin, el bosque comenzó un proceso de regeneración. Años después, la Legislatura aprobó una moratoria en el otorgamiento de permisos de construcción y, en 2000, ordenó al DRNA la adquisición de los terrenos.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com