Menú

El huracán María transformó el lenguaje del arte

Los artistas plásticos se valieron de su mejor arma para traducir todas las estampas que presenciaron tras el impacto de María

Pieza Murmuration

El embate del huracán María a Puerto Rico hace dos años fue documentado de muchas maneras. En los medios de comunicación, en las imágenes compartidas en las redes sociales y en historias de quienes sufrieron la pérdida física o material que conllevó esta tragedia. Todo el mundo tenía algo que compartir.

En ese grupo de gente se encontraban los artistas, también observando, viviendo y sintiendo. Y hubo entre ellos la necesidad de traducir esas estampas que iban registrando sus pupilas a otro lenguaje: el lenguaje poético del arte. Es imposible compilar en un solo espacio todos los trabajos artísticos que surgieron a raíz del azote que sufrió Puerto Rico en septiembre de 2017. Pero sí es posible recordar varios que se quedarán en la memoria como testimonio de ese momento histórico.

Para varios artistas entrevistados, María marcó de varias maneras un antes y un después en la producción artística propia y colectiva al despertar discusiones acerca de temas sociales, políticos y ecológicos, entre otros, que no necesariamente recibían tanta atención previamente. Las realidades que destapó el fenómeno, tales como la dependencia del combustible, la situación del sistema de energía eléctrica, las dificultades con la comunicación, por mencionar solo algunas, empezaron a ser parte del diálogo. Fue necesario hablar de manera más contundente sobre estos asuntos y así sigue siendo dos años después.

“Siento que en general sí se puede decir que hubo un impacto significativo en la forma de la gente hacer arte y quizás en las prioridades que tienen al hacer arte, entendiendo que la comunidad de artistas en Puerto Rico es diversa y que para todo el mundo María fue una experiencia diferente. Cambiaron las prioridades, incluso desde el tipo de materiales en uso hasta el alcance, el propósito político que tiene el arte. Creo que el arte y los artistas han sido clave para resistir el hilo de injusticias sistemáticas que hubo después del huracán y cómo se han seguido manifestando”, opinó Rosaura Rodríguez.

La artista realizó la novela gráfica “Temporada” como respuesta a sus observaciones de la transformación en el paisaje, particularmente a su alrededor en el pueblo de Jayuya, a donde se había mudado poco antes del evento atmosférico. A esto le añadió sus reflexiones, ideas y narraciones de eventos personales con los que muchos puertorriqueños pueden identificarse al recordar los días durante los cuales la cotidianidad quedó transformada por la falta de servicios básicos como agua y luz eléctrica.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com