Menú

El municipio de Aguas Buenas acumuló escombros por cinco meses sin permiso del DRNA

No fue hasta ayer, jueves, que la agencia autorizó la operación de un centro de acopio temporero en las inmediaciones del antiguo residencial Villa Monserrate.

Por espacio de cinco meses, el Municipio de Aguas Buenas estableció y operó sin permiso, en las inmediaciones del antiguo residencial Villa Monserrate –en la entrada del pueblo–, un centro de acopio temporero para los escombros generados durante la pandemia del COVID-19.

En entrevista con El Nuevo Día, el alcalde Javier García Pérez defendió su decisión al argumentar que, tras el paso de los huracanes Irma María en septiembre de 2017, el lugar se utilizó para los mismos fines. Negó que se trate de un vertedero clandestino creado por el propio ayuntamiento, como denunciaron vecinos del área que se comunicaron y suministraron fotos a este diario.

Añadió que, desde el pasado 11 de mayo, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) tenía ante su consideración una solicitud de dispensa y autorización de uso, y “no la había aprobado”

Centro Acopio Temporero Villa Monserrate Escombros (1) by El Nuevo Día on Scribd

“No sé si, por lo mismo de la pandemia, en Recursos Naturales se retrasaron con la dispensa. Desde mayo para acá, me comunicaba con ellos mes a mes para saber en qué estatus estaba, y lo que me decían era que seguía bajo evaluación, que no había decisión todavía”, dijo.

“Pero no podíamos seguir esperando. Por la emergencia que estamos enfrentando con la pandemia, el asunto de los escombros ha sido una cosa bien fuerte. Parece que hay mucha gente remodelando sus casas y la demanda de recogido de escombros aumentó significativamente. Aquí, en Aguas Buenas, no hay vertedero municipal y tampoco tenemos el equipo para transportar los escombros a otro vertedero. Por eso, los colocamos temporalmente en el mismo sitio donde los pusimos después de Irma y María”, recalco García Pérez.

No fue hasta ayer, jueves, que el DRNA autorizó la operación del centro de acopio temporero en las inmediaciones del antiguo residencial Villa Monserrate. El secretario de la agencia, Rafael Machargo, dio una autorización retroactiva al 11 de mayo y vigente hasta el próximo 31 de diciembre.

En una carta enviada al alcalde –de la que El Nuevo Día obtuvo copia–, Marchargo precisó que la operación del centro está limitada a recibir los siguientes residuos sólidos: material vegetal, metales (ferrosos y no ferrosos), escombros (construcción y demolición) y enseres domésticos.

Autorización Uso Centro Acopio Villa Monserrate by El Nuevo Día on Scribd

“El Municipio será responsable de que los residuos sólidos recibidos y depositados sean manejados de forma segregada. Se prohíbe el manejo y acumulación de desperdicios biomédicos, industriales, peligrosos, animales muertos, alimentos y cualquier otro desperdicio putrescible. Se prohíbe, también, el recibo, manejo y acumulación de escombros con contenido de asbestos y plomo”, estableció el secretario.

Cuestionado sobre qué controles ambientales y de seguridad se están tomando, García Pérez respondió que “al centro entran solo vehículos oficiales”. Dijo que, “así como se hizo después de los huracanes”, los enseres domésticos “se acumulan en un área aparte”.

El alcalde no pudo nombrar acciones –si alguna– para el manejo de lixiviados (líquidos de la basura), escorrentías y gases. Tampoco especificó si se colocó un revestimiento sintético (“liner”) sobre el terreno para prevenir la contaminación del suelo y el agua subterránea.

García Pérez alegó desconocer cuántos escombros y residuos sólidos ya hay acumulados en el centro. “No tengo esa estadística”, expresó, para luego informar que el ayuntamiento está en gestiones con compañías privadas para el recogido y disposición adecuada del material.

“Pronto, muy pronto, estaremos vaciando el centro. Llevamos dos o tres semanas trabajando con varias compañías, y dentro de las mismas propuestas se les está pidiendo que nos digan cómo podríamos trabajar con los nuevos escombros que se generen. Podría ser, por ejemplo, que nos pongan unas vagonetas a las que llevemos el material y ellos continúen con la operación”, señaló, tras afirmar que no tiene interés en seguir utilizando el antiguo residencial Villa Monserrate como centro de acopio temporero una vez se vacíe.

Prometió, por último, que “reciclaremos todos los escombros reciclables”.

La dispensa autorizada por el DRNA puede ser revocada si el Municipio incumple alguna de las condiciones impuestas.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com