Menú

El municipio y Recursos Naturales no se ponen de acuerdo para la privatización de las Cavernas de Camuy

Ya hay propuestas no solicitadas para administrar el parque y su oferta turística.

El alcalde de Camuy, Gabriel Hernández, entiende que el secretario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Rafael Machargo, es el único eslabón que falta para traspasar la administración del Parque de las Cavernas del Río Camuy a una entidad privada.

Sin embargo, Machargo entiende que la transferencia sería una estocada a los ingresos del Programa de Parques Nacionales y su interés es mantener el área a precio accesible para el público y proteger su alto valor ecológico.

La instalación turística está bajo el control del DRNA, por lo que Hernández interesa que la agencia le ceda la administración del parque, para entonces alcanzar un acuerdo con un ente privado a través de la Autoridad para las Alianzas Público Privadas (AAPP).

“Mi única preocupación es que si es la Autoridad para las Alianzas Público Privadas que hace la gestión, pues requiere la intervención del DRNA y el DRNA no favorece el traspaso, porque el parque subsidia a los demás parques de Parques Nacionales. Bajo ese argumento he estado debatiendo con el secretario de Recursos Naturales”, informó el alcalde de Camuy a EL VOCERO.

Parques Nacionales tiene diez balnearios, cinco centros vacacionales y siete parques en su catálogo, como las cavernas de Camuy y el zoológico de Mayagüez. Los ingresos de cada instalación individual pasan al pote colectivo que se utiliza para mejoras y la continuidad de las operaciones.

“Con las negociaciones que se hagan con el ente privado sería parte del pago que se emitiría para administrar las cavernas… Quiero convencer al secretario de Recursos Naturales de que la opción de desarrollo es a través de una APP. No vamos a perder el patrimonio, solo que tendrá un operador privado que va a beneficiar a Camuy, a Lares, Hatillo”, subrayó Hernández.

El alcalde de Camuy, así como el secretario auxiliar de Asuntos Municipales de La Fortaleza, Javier Carrasquillo, tenían pautado reunirse con el secretario del DRNA el pasado 24 de agosto para convencerlo, pero la reunión se pospuso para este mes.

El Parque de las Cavernas del Río Camuy reabrió las puertas en marzo del año en curso, luego de estar clausurado desde septiembre de 2017 a raíz del paso del huracán María. Tanto la cafetería como la tienda —‘gift shop’— están inoperantes. Según el ejecutivo municipal, la renovación requeriría la inversión de $20 millones.

Hernández resaltó que son 256 acres de terreno, de los cuales el 70% se encuentra en Camuy, pero se extienden hasta los municipios de Lares y Hatillo. “Desde 1984 que se convirtió en parque el gobierno solo ha podido desarrollar 20% a 25% de esos acres”, señaló Hernández.

A su juicio, “ese parque puede competir con cualquier parque de Walt Disney World, puede traer cientos de turistas, desarrollo económico” para los tres ayuntamientos, aunque Hernández confesó que no ha discutido la propuesta con el alcalde de Hatillo, José Rodríguez Cruz.

Hernández también usó como modelo a seguir el contrato con LUMA Energy y planteó ceder la administración del parque por un periodo de 20 años.

Machargo no respalda el cambio

El secretario del DRNA, por su parte, explicó a EL VOCERO que el Parque de las Cavernas del Río Camuy es el más lucrativo del sistema de Parques Nacionales junto a Boquerón, por lo que cederlo a un ente privado abriría la puerta a perder ese ingreso y que se aumente el costo de entrada al público.

“Claro que puede ser como un Disney pero, ¿cuánto cobra Disney? Ahora te van a cobrar hasta los ‘fast pass’ a $15 por día. Nosotros entendemos que la entrada se debe mantener a precios competitivos, accesibles, pero hay espacio a que los operadores privados operen dentro a un costo adicional… pero si hacemos un Disney…”, expuso Machargo.

La entrada al parque cuesta $18, lo que el secretario considera accesible para una familia. Sostuvo que si el boleto aumenta a $80 a manos del operador privado, provocará la disminución en visitas.

“A través de esos dos parques (las cavernas y Boquerón) generamos para mantener todo el sistema. Los parques son para ofrecer alternativas de esparcimiento para el pueblo a bajo costo. No solamente es el dinero, sino mantener el acceso al público. Quizás un operador privado puede dar el dinero, pero tal vez aumenta el precio a algo no accesible a todo el mundo”, argumentó Machargo.

El secretario del DRNA añadió que un aumento en los costos le ganará críticas del Land & Water Conservation Fund, adscrito al Departamento del Interior federal, a quien el DRNA le presenta los contratos y si no cumplen con el requisito de accesibilidad al público, no son aprobados.

Ayuda de AAPP y la junta fiscal

Fermín Fontanés, director ejecutivo de la AAPP, confirmó a EL VOCERO que la agencia que dirige ha recibido propuestas no solicitadas para administrar el parque.

“La Autoridad para las Alianzas Público Privadas se reunió con el alcalde del municipio de Camuy, Gabriel Hernández, para discutir oportunidades de desarrollo económico. La AAPP se encuentra en la etapa de llevar a cabo el estudio de deseabilidad y conveniencia para evaluar la viabilidad del proyecto. En efecto, hemos recibido propuestas no solicitadas, pero aún estamos en una etapa muy preliminar de evaluación del proyecto”, comunicó Fontanés por escrito.

El alcalde de Camuy admitió que está al tanto de la existencia de las propuestas no solicitadas y agregó que Fontanés quedó en analizarlas con un comité antes de compartirle más información.

“Quién sea el agente administrador es lo de menos. Quién va a adjudicar la APP es lo de menos. Lo que queremos es ver acción”, insistió Hernández, quien le manifestó su interés al gobernador Pedro Pierluisi y a la Junta de Control Fiscal (JCF).

Aunque el presidente de la JCF, David Skeel, visitó las Cavernas del Río Camuy, la directora ejecutiva del ente, Natalie Jaresko, explicó que no cuentan con la autoridad para dar paso a la transferencia del parque.

En la declaración escrita, Jaresko resaltó que el plan fiscal certificado del gobierno no contempla relevar al DRNA de su responsabilidad de administrarlo.

Expresó que “transferir la administración del parque requeriría que el municipio involucre al DRNA y a las partes interesadas relevantes dentro del gobierno. Por tanto, la junta sugiere que si el municipio de Camuy está interesado en cambiar la administración del parque, lo haga a través de un acuerdo con una parte interesada”.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ELVOCERO.COM