Menú

El problema de las inundaciones

En años recientes, aunque hemos tenido graves problemas con los fuertes vientos de los huracanes, pero….el problema principal lo han sido las inundaciones.

Inundaciones

Estos “nuevos” fenómenos atmosféricos, se están moviendo a menor velocidad que antes y están dejando caer enormes cantidades de lluvia. Las tormentas no tan solo se han vuelto más frecuentes y fuertes, sino que traen con estas grandes cantidades de precipitación. Desde la onda tropical, pre-Isabel (1985), hasta María (2017), las grandes pérdidas en estructuras (muebles e inmuebles), y vidas, han sido causadas por las inundaciones. A modo de ejemplo, el mes pasado, la cola de Dorian, trajo unas 5 pulgadas de lluvia en unas dos horas lo que causó que una quebrada, en Humacao, se saliera de su cauce e inundara el casco urbano, lo que hacía muchísimo tiempo que no ocurría.

El problema lo arrastramos desde el siglo XIX en donde el gobierno español, virtualmente, “regalaba” todo terreno anegado que fuera rellenado, aludiendo a que dichos lugares eran focos de pestilencia y de enfermedades. Así, que de esta manera se eliminaron anegados como manglares, y las áreas rellenadas se utilizaron, mayormente, para la siembra de caña y la ganadería. Durante el siglo XX, particularmente en su segunda mitad, muchas de estas zonas agrícolas cayeron en desuso y se permitió la construcción en dichas localidades que se sabían eran inundables. Son estas áreas las que, al presente, se inundan una y otra vez. Además, zonas que previamente no habían sido afectadas, actualmente, se están inundando ya sea por las enormes cantidades de lluvia que traen las tormentas, basura que obstruye el cauce de cuerpos de agua, sistemas de desagüe inadecuados y fallas por falta de mantenimiento de las llamadas estaciones de bombeo.

En el caso de Humacao, se dice que el problema principal fue que no habían limpiado, adecuadamente, la quebrada cercana al pueblo, ni el sistema de alcantarillados.

 

Aquí hay varias acciones a tomarse. Ante el cambio climático, la perdida de costa y las grandes lluvias que traerán estas tormentas futuras, el gobierno tiene que construir nuevos mapas de áreas con potencial a inundarse. Obviamente, no se debe permitir la construcción en dichas zonas.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElVocero.com