Menú

En manos del Negociado de Energía la decisión sobre el gas natural

Director de COR3 dice es prioritario reparar el sistema de transmisión y distribución.

Si Puerto Rico debe moverse o no a la generación de energía con gas natural en lo que completa la transición a otras fuentes renovables es una decisión exclusiva del Negociado de Energía.

Así lo estableció Manuel Laboy, director de la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3, en inglés), quien agregó que esa decisión no cambia el hecho de que los $9,600 millones del programa de asistencia pública que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) ha separado se tienen que usar en su mayoría para reparar el sistema de transmisión y distribución de energía.

Laboy indicó que en marzo el Departamento de Energía federal debe estar “compartiendo su insumo” sobre a dónde debe moverse el futuro de la generación de energía en la Isla.

Mientras, el funcionario señaló que la mirada y los esfuerzos deben estar dirigidos a las energías renovables, incluyendo algunas que hasta ahora no se han considerado, como las que se pueden conseguir a través del mar.

“Puerto Rico está rodeado de mar, así que en el futuro de Puerto Rico en energía renovable hay que considerar esas energías del mar y las variantes, desde corrientes submarinas, la energía de olas, la diferencia en temperatura… el viento en el mar. Todo eso hay que ponerlo en la ecuación. Esas tecnologías van a seguir avanzando y eso hay que tratar de incorporarlo para que Puerto Rico tenga lo más cercano a sus propios recursos”, destacó el titular de COR3 en un aparte con EL VOCERO tras una conferencia de prensa.

El funcionario expuso que actualmente el Negociado de Energía tiene ante su consideración varios proyectos de generación con gas natural que la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) sometió luego de que FEMA aprobara sobre $900 millones del programa de mitigación de riesgo para la generación.

“Hay muchas discusiones, pero al final del día no es una determinación de FEMA, es una determinación estatal y quien está llamado a asegurarse de que se cumpla con la política pública energética de Puerto Rico, incluyendo si va a haber transición o no a gas natural y de cuánto va a ser la parte de generación con energía renovable y para cuándo es el negociado”, puntualizó.

La semana pasada, la comisionada residente Jenniffer González expresó a este medio que en lo que se transiciona a energías renovables Puerto Rico debe sustituir el petróleo y el diésel por gas natural.

Sin embargo, organizaciones como Casa Pueblo o Queremos Sol entienden que no es necesario ese paso intermedio que, además, no deja de ser un combustible fósil que también contamina el ambiente, aunque se entienda que es más económico y menos nocivo que el petróleo y el diésel.

Mientras, se espera que el gobernador Pedro Pierluisi firme hoy un memorando de entendimiento con los departamentos federales de Energía, Vivienda y Seguridad Interna en torno a la transformación del sistema eléctrico de Puerto Rico.

En octubre pasado, se anunció la firma de otro acuerdo entre el Departamento de Energía y FEMA para analizar las alternativas que tiene el País, de manera que pueda cumplir con la Ley 17 de Política Pública Energética, que es la que establece que para 2050 el 100% de la generación de energía tiene que provenir de fuentes renovables.

Laboy reconoció que hay personas y organizaciones que proponen que el dinero de asistencia pública se use para que el País se llene de tecnología de fuentes renovables en techos de las casas, estacionamientos y otras zonas ya intervenidas, pero enfatizó que esto no es posible.

“Los fondos que FEMA da es en relación a los daños del desastre. Cuando vino el huracán María, donde estuvieron los daños fue en la transmisión y distribución, no fue en la generación. Las plantas generatrices no se afectaron por el huracán, lo que se afectaron fueron los cables, los postes, las torres de transmisión, las subestaciones…”, declaró el jefe de COR3.

“Los más de 9,000 y pico de millones de dólares son para eso y el propio Negociado de Energía ha dicho públicamente que si no se reconstruye la transmisión y distribución, no pueden entrar las fuentes de energía renovables. Eso es bien importante para lograr incorporar las energías renovables, haya o no transición a gas natural”, declaró.

Por otro lado, aunque hay industrias como las de manufactura, farmacéuticas, aeroespacial o de producción equipos médicos que se están moviendo a tener gas natural o propano para mantener sus operaciones críticas, se trata de inversión privada en la que el gobierno no tiene injerencia.

Yo creo en la energía renovable y fíjate que los proyectos del programa 404 de mitigación de riesgos (Programa de Subvención para Mitigación de Riesgos bajo la Sección 404) ya tienen un mandato por parte de FEMA de que hay que promover proyectos que ayuden a adaptarnos al cambio climático. Yo creo que hay que apostar al sol y al viento, pero también a otras tecnologías dentro de las fuentes renovables”, expuso Laboy.

EL VOCERO ha solicitado reiteradamente entrevistas con el Negociado de Energía y no han respondido.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ELVOCERO.COM