Menú

En peligro áreas y reservas naturales

Mientras el pueblo se enfrascaba en una lucha política para exigir la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló Nevares, la Junta de Planificación (JP) llevó a cabo vistas públicas para aplicar cambios a los Mapas de Calificación de Suelos de Puerto Rico, poniendo en peligro vecindarios y áreas naturales, denunció una serie de organizaciones comunitarias, legales, agrícolas y ambientales aunados en el Grupo de Trabajo sobre Cambios a la Calificación de Suelos (GTSCCS).

areas y reservas naturales Puerto Rico

Mientras el pueblo se enfrascaba en una lucha política para exigir la renuncia del gobernador Ricardo Rosselló Nevares, la Junta de Planificación (JP) llevó a cabo vistas públicas para aplicar cambios a los Mapas de Calificación de Suelos de Puerto Rico, poniendo en peligro vecindarios y áreas naturales, denunció una serie de organizaciones comunitarias, legales, agrícolas y ambientales aunados en el Grupo de Trabajo sobre Cambios a la Calificación de Suelos (GTSCCS).

“La Junta de Planificación está en un proceso acelerado de destruir las conquistas ciudadanas sobre la planificación del suelo de Puerto Rico, incluyendo reservas agrícolas, el plan de protección del karso, el Plan de Usos de Terrenos (PUT), Castañer, áreas sensitivas de Adjuntas, Picúa, Cañón de San Cristóbal, Mar Chiquita, entre otros”, advirtió el GTSCCS, que agrupa a cerca de 30 organizaciones.

En entrevista, Katia Avilés Vázquez, coordinadora del Grupo de Trabajo, confirmó que, en efecto, las vistas se dieron y que a pesar de lo que estaba pasando con las manifestaciones ciudadanas, hubo personas y organizaciones que se documentaron y recomendaron a la Junta de Planificación (JP) que cancele el proceso hasta tanto se tenga la información completa disponible, ya que cuando se anunciaron las vistas públicas ni siquiera estaba disponible el mapa de calificación para todo Puerto Rico. Narró que, por ejemplo, en las vistas de San Juan, siendo este un municipio tan grande y teniendo tantos cambios que le afectan, los únicos que presentaron ponencias fue la organización Para Naturaleza, el Municipio, una persona en su carácter personal, y la organización Junte de Gente. Hizo la observación de que los miembros de la JP fueron bastante respetuosos, porque la vista estaba vacía.

Esta actitud, reveló Avilés Vázquez, contrastó con la exhibida por los mismos miembros de la JP en la vista celebrada en Manatí, en la cual se atendían más de 10 municipios.“Del saque, fue mucho más confrontacional. Desde que nos vio sentarnos (se refiere a los representantes de las organizaciones que integran el GTSCCS), el presidente expuso: ‘Yo soy el Presidente, yo decido quién habla, quién no habla; si entiendo que está siendo repetitivo de algo que se dijo, lo voy a cortar; y tienen máximo de cinco minutos’, bajo el velo de que quería que todos participen, pero la lista de los deponentes no era tan larga”.

Denunció que las vistas de Manatí le parecieron ofensivas, una burla, un ejercicio de sello de goma y señaló que el técnico de la JP, Edwin Crespo, mintió al decir que los cambios se trataban de equivalencias. En estas vistas –continuó narrando– el Municipio de Morovis lo único que pudo hacer fue sentarse y pedir más tiempo, ya que se había enterado de las vistas tan solo hacia tres días. Destacó que un consultor que trabajaba para otro municipio favoreció los cambios.

“Ahí entra la parte de la corrupción. Sabemos que hay ciertos cambios de calificación que no responden a un criterio consistente y sí hemos identificado instancias en que responden a unos intereses particulares”, declaró Avilés Vázquez.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ClaridadPuertoRico.com