Close E-mail to friend form
¡Comparte esta página con tus amigos!

¡Comparte esta página con tus amigos!

Sending

Estudiantes de la Escuela Trina Padilla de Sanz fortalecen su bosque urbano

Un grupo de estudiantes del club ambiental de la Escuela Trina Padilla de Sanz, en San Juan, se unieron a sus maestros para hacer una siembra de árboles nativos luego de su horario académico, con miras a seguir fortaleciendo un área que han denominado Bosque Urbano Virgilio Dávila.

La quincena de estudiantes se unió a unos seis maestros en las labores, asistidos por personal de la unidad del Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico, Para la Naturaleza, quienes los orientaron sobre las técnicas correctas de siembra con el objetivo de que su proyecto llegue a buen término.

La iniciativa, que cuenta con la coordinación y seguimiento de Grupos Ambientales Interdisciplinarios Aliados (GAIA), lleva más de un año. Sin embargo, esta siembra se destacó por abarcar un predio aledaño al Condominio Las Américas, que cuenta con poca cobertura arbórea, luego que el plantel escolar fuera remodelado hace un año.

Entre las especies nativas que sembraron los estudiantes y maestros están el Roble Cimarrón (una especie endémica), Ausubo, Péndula, Hediondilla y Malagueta.

El martes de la primera semana de febrero, los alumnos trasladarán su actividad de siembra al patio interior de la escuela, donde esperan plantar Retama San José.

Sobre esta experiencia, Ray Rodríguez, Supervisor Auxiliar Para la Naturaleza, comentó que estos son eventos “gratificantes, al ver cómo los alumnos se quedan en el plantel luego de terminar sus clases para seguir creando el bosque. Ellos están muy conscientes que los árboles nativos son muy importantes y que incluso funcionarán como polinizadores para un huerto que van a sembrar. Y no sólo participaron estudiantes del grupo ambiental, otros compañeros suyos pasaron curiosos y preguntaron qué hacíamos y de inmediato pidieron pico y pala, se pusieron manos a la obra y ayudaron en la siembra”.