Menú

Estudiantes de University Gardens inauguran biocomiso (vivero) en su patio

Para la Naturaleza establece el décimo vivero en la isla

Los estudiantes del Club de Estudiantes Pro Ambiente (CEPA) y voluntarios Para la Naturaleza de la Escuela Especializada en Ciencias y Matemáticas University Gardens (UGHS), tienen a la ecología y la conservación en su agenda tras la inauguración de su biocomiso (vivero): el segundo que la nueva unidad del Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico establece en el área metropolitana.

El biocomiso de la UGHS tiene un componente de sustentabilidad, pues la cosecha de sus huertos podrá ser vendida a la comunidad circundante por los estudiantes. Además de los huertos, los voluntarios cultivarán árboles nativos y frutales. Los árboles nativos que los estudiantes cultiven y resulten excedentes serán comprados Para la Naturaleza.

La compañía farmacéutica Merck invirtió $10,000 para la construcción de la estructura, mientras Para la Naturaleza puso materiales, soldadores y servicios de consultoría a la disposición de los estudiantes.  A la actividad asistieron estudiantes de pastelería y gastronomía de la Escuela Vocacional Albert Einstein –en Barrio Obrero, San Juan, donde está localizado el primer biocomiso del área metropolitana- quienes prepararon un desayuno para los asistentes.

“Parte de la misión del Departamento de Educación es preparar ciudadanos integrales, que amen la naturaleza y se preocupen por la conservación” dijo Jerson Nieves, profesor consejero de CEPA, al reiterar el compromiso de la escuela y sus estudiantes con el nuevo biocomiso.

Para la Naturaleza cuenta con un programa de Viveros Escolares dirigido al empoderamiento de los jóvenes de las escuelas públicas de Puerto Rico para que puedan llevar a cabo esfuerzos de reforestación. A través de este programa, Para la Naturaleza ayuda a escuelas dentro de su red regional a establecer sus propios Viveros de Árboles Nativos, proveyéndoles los materiales y el entrenamiento necesario para ello antes de dejar el vivero a cargo de un maestro designado y sus estudiantes. La primera institución en participar de este programa fue la Escuela Luis Muñoz Marín de Barranquitas, cuyo vivero actualmente produce aproximadamente 1,200 árboles nativos cada semestre, distribuidos entre 8 especies que incluyen el Algarrobo, Caimito, Capá Blanco, Guamá, Guanábana, Higüero, María y Úcar.