Menú

Exitoso proyecto de recuperación

La población de carey en Isla de Mona se ha estabilizado.

Por Gerardo E. Alvarado León / galvarado@elnuevodia.com

ISLA DE MONA – Las playas de esta isla podrían considerarse un santuario reproductivo para el carey de concha. Tan es así que los esfuerzos de la ciencia ya no se centran en salvar a la especie, sino en mantener su población.

Ahora bien, aunque el carey (Eretmochelys imbricata) es la tortuga marina más abundante en las playas y costas boricuas, sigue clasificada como una especie en peligro de extinción por leyes estatales y federales, además de estar protegida a nivel internacional.

El biólogo holandés Robert van Dam lleva 20 años estudiando el carey en esta isla, tarea en la que lo ha acompañado su homólogo Carlos Diez, del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA).

Continúa leyendo en el Nuevo Día