Menú

Generación de energía con carbón desaparecerá en 2027

Según marco regulatorio propuesto

marco regulatorio transformación energética

Luego que la Ley 120 de 2018 “para la Transformación Energética” estableciera que todos los contratos de concesión y venta de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) estarán sujetos a un marco regulatorio y la política pública energética de Puerto Rico, el vicepresidente del Senado, Larry Seilhamer Rodríguez junto al senador Eduardo Bhatia, presentaron hoy el proyecto legislativo que sienta las bases de esa regulación.

Entre algunas disposiciones contenidas en la pieza (PS 1121), Seilhamer Rodríguez adelantó que “no podrá haber un solo productor de generación, ni un solo tipo de combustible”. Más aún, a partir del 2025 propone la meta de tener 20 % de la nueva cartera de energía renovable para aumentar a 50 % en el 2040 y llegar al 100 % en el 2050. Además, elimina la generación de energía con carbón para el 2027 prohibiendo la concesión o extensión de permisos existentes a estos fines.

La medida que establece los deberes y responsabilidades de las compañías eléctricas no solo recoge las propuestas de Bhatia, sino también las del presidente del Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Puerto Rico, Pablo Vázquez; el director del Instituto de Competitividad y Sostenibilidad Económica (ICSE), Tomás Torres; el grupo Rocky Mountain Institute; de la Universidad de Puerto Rico, el profesor Luis Aníbal Avilés; y la directora ejecutiva de la Comisión Asesora para un Puerto Rico Resiliente, Malu Blázquez Arsuaga.

Bhatia expresó que, “este proyecto es el resultado de muchos meses de trabajo arduo y discusiones profundas. Como demostró el Puerto Rico post María, el acceso a la energía es clave incluso para salvar vidas” mientras enfatizó en el concepto de “prosumidor”, definido en el proyecto como “los usuarios o consumidores de la red eléctrica que generan energía y que además tienen la posibilidad de compartir el excedente de energía con otros usuarios a través de la red eléctrica”.

Lo anterior iría de la mano con la meta de reducir la interdependencia de la red y aumentar la generación en el norte, donde hay más demanda. Asimismo, se promueve el uso de centrales eléctricas de menor escala, que tengan la capacidad de operar con múltiples combustibles que minimicen las emisiones de gases de efecto invernadero.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN Noticel.com