Menú

Hacienda Buena Vista celebra el café en sombra

Durante 10 días la programación regular de Hacienda Buena Vista será dedicada al café

Ya sea café cola’o, café con leche, café expreso, café frío, o postres preparados con café, son miles los puertorriqueños disfrutan a diario de este fruto y sus derivados. Por ello, del 16 al 26 de octubre Para la Naturaleza dedicará su programación regular en Hacienda Buena Vista al tema del café y su relación con la conservación de la vida silvestre y la biodiversidad.

Tomando como pie forzado la reciente cosecha del café, Para la Naturaleza ofrecerá sus recorridos tradicionales, que incluyen la historia de la hacienda, la maquinaria que se utilizaba y los recursos ecológicos del lugar, además del proceso de elaboración del café: desde que se recoge el fruto del arbusto hasta que llega a la taza del consumidor.

El café en sombra no sólo es una industria agrícola histórica en Puerto Rico que genera ganancias y empleos, si no que es vital para la conservación de la vida silvestre; la protección de la biodiversidad; y como instrumento para el cuidado sustentable de las áreas naturales. Esta planta nativa de Etiopía, África, es cultivada en las zonas tropicales y subtropicales de todo el mundo. Fueron las culturas árabes y turca quienes propagaron la costumbre de consumir la bebida preparada de la fruta, y así el ‘cafecito’ llegó a Italia y de ahí a Europa, Indonesia y América.

Puerto Rico y Hawaii son los únicos lugares en los Estados Unidos donde se cultiva café. En su estado natural, este crece bajo la sombra de los bosques tropicales. Asimismo, en Puerto Rico ya es costumbre que el café se siembre bajo la sombra de árboles nativos que hay en las plantaciones o bajo los árboles seleccionados de los bosques naturales.

A pesar de la intervención humana, las plantaciones de café en sombra como la de Hacienda Buena Vista, son ecosistemas con una alta biodiversidad y proveen excelentes hábitats para una gran cantidad de especies endémicas, nativas y migratorias, algunas de ellas en peligro de extinción. Cuando Puerto Rico estuvo casi completamente deforestado, los cafetales bajo sombra dieron refugio a la biodiversidad. Todavía hoy proveen amortiguamiento a las áreas naturales, proveyendo una transición entre estas y las zonas desarrolladas, lo que es clave para la protección de los ecosistemas. En los cafetales en sombra también se pueden producir otros frutos, como guineos, plátanos, naranjas, toronjas, mangós, lo que añade a la biodiversidad de la zona, además de aumentar la cantidad de productos agrícolas que se pueden vender en los mercados.

¡Ven a conocer más sobre el café en sombra del 16 al 26 de octubre en Hacienda Buena Vista en Ponce! Visita paralanaturaleza.org, escoge el recorrido que más te guste y separa tu espacio. También puedes llamarnos al 787. 722.5882 o escribirnos a reservaciones@paralanaturaleza.org.

 

Sobre la Hacienda Buena Vista

Lo que era una importante hacienda cafetalera y de frutos menores sirvió de escenario para una relación única entre la tierra, el agua y la esclavitud. Hoy, el corazón de lo que era la hacienda contiene un recinto histórico cuidadosamente restaurado con estructuras de más de un siglo de antigüedad y una turbina hidráulica única en el mundo. Rehabilitada y en funcionamiento, ésta es impulsada todavía por las aguas del Río Canas y sirve aún de motor para otras máquinas de la época.

Sobre Para la Naturaleza

Para la Naturaleza es una unidad sin fines de lucro del Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico. Su meta es integrar a la sociedad en la conservación de los ecosistemas naturales, con el fin de aumentar el por ciento de terrenos protegidos en Puerto Rico, de la cifra actual de 8 por ciento, a un 33 por ciento para el año 2033. Para la Naturaleza busca proveer a cada persona y a cada comunidad de experiencias transformativas que inspiren y motiven acciones concretas a favor de la naturaleza, como el trabajo voluntario, la donación de fondos y terrenos, o el establecimiento de servidumbres de conservación. La unidad agrupa todos los ofrecimientos educativos, eventos de voluntarios y Ciudadano Científico, y las iniciativas de recaudación de fondos del Fideicomiso. Para la Naturaleza también maneja los centros de visitantes y las áreas naturales que protege la organización, incluyendo Hacienda Buena Vista en Ponce, Hacienda La Esperanza en Manatí y Cabezas de San Juan en Fajardo, entre otras.