Menú

Hacienda Tamarindo: oasis para desconectar de la ciudad y conectar con la naturaleza

Esta hospedería viequense ofrece un espacio de descanso, rodeado de verdor y playa, en uno de los puntos más céntricos de la Isla Nena.

Degustar unos agrios, pero sabrosos tamarindos es una experiencia que en Vieques cobra otra dimensión.

Este fruto, que a más de uno hace salivar, tiene su espacio privilegiado en la hospedería Hacienda Tamarindo, un hotel cuyo vestíbulo está engalanado con un imponente árbol centenario que sirvió de inspiración para bautizarlo en el 1995.

“El hotel en sus orígenes era un night club, se llamaba el Club Cerromar. En ese entonces, era donde nosotros los viequenses teníamos para celebrar cualquier tipo de actividad. Entonces, lo compra esta pareja de Vermont en 1995 y lo remodelaron porque la dueña era decoradora. Y, así pasó de ser un lugar de cuatro paredes para hacer fiestas, a ser un hotel”, explicó Mayra Ortiz, gerente de la hospedería, que recientemente fue adquirida por el criptomagnate Brock Pierce.

Dos décadas después de su remodelación, en 2021, esta hospedería pasó a tener una nueva administración; sin embargo, han mantenido sus raíces intactas centradas en brindar un espacio para alejarse y descansar de la vida y del estrés cotidiano.

“El concepto de Hacienda Tamarindo es un ‘bed and breakfast’. Es un sitio bien tranquilo, bien diferente. Ofrecemos tranquilidad. Es más bien como un ‘retreat’. En realidad aquí la gente viene, descansa, se desconecta, recarga baterías para volver a su ajetreo diario”, expresó Ortiz, quien dijo que el hotel lleva varios meses con un 100% de ocupación, demanda que solo ocurría durante cuatro fechas al año.

Hacienda Tamarindo cuenta con 17 habitaciones que se dividen como: Standard, Caribbean, y Caribbean Deluxe. Unas tienen vista al mar, otras vista a la piscina y, algunas, vista al campo. Además, en los predios de la hacienda tienen una casa para alquiler con dos habitaciones, siendo este el único espacio con televisor y una cocina completamente equipada.

Sin embargo, próximamente pondrán en alquiler una habitación adicional con instalaciones de ensueño: ubica en el último piso de la hospedería, tiene cocina y una sala de ambiente cálido y acogedor. Lo mágico de este espacio de techo alto y a dos aguas, es su balcón con vista privilegiada al Mar Caribe.

Pero, si algo distingue la experiencia de Hacienda Tamarindo es que el lugar promete una estadía relajante a sus huéspedes. Es por esa razón que las habitaciones no cuentan con televisor ni tienen restaurante, aunque sí ofrecen un desayuno a la carta que, según Ortiz, “es el mejor de la Isla”.

“Nosotros te vamos a ofrecer unas vacaciones relajantes, tranquilas. La gente que viene descansa su noche, se come un espectacular desayuno, se va a la piscina a leer o en las hamacas y las áreas que tenemos. Tenemos una biblioteca, tenemos un sistema de bar, no es un bar abierto, es para nuestros huéspedes y es basado en el honor. No tenemos restaurante, servimos desayuno, el mejor de la isla con la tarifa. El desayuno es espectacular”, destacó la gerente.

“Más bien, es tranquilidad, te asistimos en todo lo que necesites, ya sea reservaciones para restaurantes, reservaciones para ir a la bahía bioluminiscente. Cualquier tipo de ayuda, nosotros se la ofrecemos y así la persona no se tiene que estar preocupando en conseguir sus propias reservaciones”, dijo Ortiz, quien especificó que la hospedería admite niños, pero depende de la edad y la época del año.

Ortiz subrayó que en el hotel se aceptan niños, pero especificó que, de abril 20 hasta diciembre 14, puede haber niños de 10 años o más. Pero, “de diciembre 15 a abril 19, los niños tienen que ser mayores de 15 años”.

Espacio céntrico

Quienes quieran un ambiente turístico más movido y disfrutar de un día de playa, pueden visitar los restaurantes y demás actividades que ofrece Vieques, ya que Hacienda Tamarindo ubica cerca del Malecón de La Esperanza, uno de los lugares más activos de la Isla Nena.

“Estamos en el sur de Vieques, a casi una milla de La Esperanza que es conocida como el área turística, donde está el malecón, la Villa Pesquera, donde está la gran mayoría de los restaurantes. Estamos a dos millas del Balneario Sun Bay que tiene la playa Media Luna y la Playa Navío; también estamos cerca de la Playa Arena Negra que son atractivos bien grandes que tiene Vieques”, mencionó Ortiz.

Quienes deseen despejarse del ajetreo de la vida, desconectarse unos días y relajarse bajo un árbol de tamarindo, pueden hacer sus reservaciones llamando al (787) 741-8525 o (787) 741-3215.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ELNUEVODIA.COM