Menú

Hay trabajo en Santa Isabel

Finca Gargiulo necesita a unos 300 trabajadores para recoger tomates.

Programa de Asistencia Nutricional PAN

La cosecha de tomates en el sur del país está bajo amenaza si no aparecen 300 trabajadores para recoger el fruto en la finca Gargiulo.

Allí laboran unas 410 personas en tareas agrícolas y empaque, pero hacen falta más manos que completen el proceso cultivado en unas 300 cuerdas.

La necesidad se convierte en oportunidad para hombres y mujeres que estén dispuestos a trabajar durante casi tres meses, sin perder los beneficios del Programa de Asistencia Nutricional (PAN) y otras ayudas gubernamentales.

Así lo constató el secretario del Departamento de Agricultura, Carlos Flores Ortega, quien visitó los terrenos agrícolas junto a una delegación de la Cámara de Representantes, incluyendo al presidente Carlos “Johnny” Méndez.

“Estamos en plena cosecha, esto es una actividad dentro del desarrollo económico que genera muchísimos empleos en esta zona. Esto es uno de los proyectos que tiene mejor planificación, que tiene venta segura de todos sus productos, (porque) mucho de este producto se exporta, que es lo que en Puerto Rico buscamos”, manifestó Flores Ortega sobre la operación que produce hasta 40 millones libras de tomates de mesa anualmente.

“Este es un ejemplo de un producto que se cosecha para exportación, que da mano de obra a muchos ciudadanos de todos los municipios de esta zona. Tenemos necesidad de que más personas puedan venir aquí a trabajar, para que ellos puedan seguir creciendo”, agregó el funcionario en cuanto a la finca de tomates más grande en Puerto Rico y la segunda en el Caribe.

Flores Ortega señaló que una de las limitaciones en este tipo de proyecto es la ausencia de personas que quieran laborar en la cosecha. Es por eso, que el país pierde gran parte de sus productos agrícolas.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN PrimeraHora.com