Menú

Inusual evento de sargazo invade Las Croabas

Un cinturón de estas algas que va desde México hasta el oeste de África es el detonante.

Un cinturón de sargazo que va desde México hasta el oeste de África es el detonante de que en distintas partes de Puerto Rico y el Caribe se estén desatando eventos extremos de esta especie de alga, dejando mal olor en comunidades costeras, interrumpiendo la actividad turística playera y dando dolores de cabeza al gobierno.

En los últimos días se ha registrado una inusual llegada de sargazo en la bahía de Las Croabas en Fajardo, algo que tanto biólogos marinos como el alcalde José Aníbal “Joey” Meléndez Méndez tildan de extraordinario.

“Por la manera en que se está comportando el clima y las aciones de los seres humanos pues ese evento natural se ha convertido en un evento extremo. Nosotros tenemos un mar de sargazos al norte del Caribe, en el océano Atlántico, de donde se desprendían esos sargazos, pero ahora en lugar de tener solamente esa fuente de sargazo que llega a nuestras playas y a muchas playas del Caribe, pues tenemos un cinturón de sargazo desde México hasta el oeste de África”, detalló la bióloga marina e intérprete ambiental de Para La Naturaleza, Leonor Alicea.

El sargazo es natural y tiene su función en los cuerpos de agua, pero a raíz del cambio climático se ha convertido en un evento que afecta negativamente muchos lugares. “Incluso, en lugares del oeste de África donde nunca antes había arribado el sargazo está llegando”, indicó.

En el caso de Puerto Rico, la bióloga marina dijo que se concentra mayormente en lugares que tienen la corriente de frente, aunque se ve en todas las playas. El ambiente en Las Croabas es favorable para que se acumule debido a su forma de “herradura”.

“En este momento representa una situación poco normal y va a alterar el estilo de vida en las comunidades que dependen de la gastronomía y el turismo que depende del entorno natural que ofrece las costas. Así que aquí en Las Croabas y en el este de Puerto Rico vas a tener mucha actividad económica que se verá alterada”, sostuvo Alicea, quien indicó que el sargazo ya entró a la laguna bioluminiscente de Fajardo.

“Ya tuvimos un evento en 2015 donde se alteró la dinámica de la laguna y se tardó bastante en recuperar. Así que estamos tratando a ver qué podemos hacer y colaborar para prevenir condiciones más extremas de este evento”, señaló.

Bajo el sargazo, en el agua y en la costa, inicia un proceso de descomposición que afecta la vida marina. “El mero hecho de tener esa capa tapando la superficie obstruye el paso de luz, puede que muchas especies se enreden en esa masa y en playas donde hay tortugas pues no podrán desempeñarse de la misma manera. Así que ecológicamente tiene consecuencia porque altera muchos procesos”, explicó.

Alicea sostuvo que hay varios estudios en curso sobre este fenómeno y teorías que apuntan a la deforestación en áreas cercanas al río Misisipí y el descargue de contaminantes en el río Amazonas en Sur América. “Quiere decir que hay algo en todo el sistema que está acelerando el proceso de crecimiento y el que venga más temprano”, dijo.

Carlos Robles, propietario de una de las concesiones de la Bahía Bioluminiscente, se mostró preocupado de que la “pudrición” afecte la bioluminiscencia. “Hicimos un serrucho para comprar unas especies de boyas que aguantan el sargazo en la parte de afuera de la bahía, pero por la cuestión del correo no han llegado”, expresó.

Según detalló, las lanchas y compañías de kayak llevan dos días sin operar. “A nadie le gusta ir a comer a un sitio que apesta porque es bien fuerte y esa zona es turística. Así que se chavaron los taxistas, la parte hotelera y los taxis acuáticos están paralizados porque no hay lancha que entre”, dijo.

El alcalde de Fajardo anticipó a EL VOCERO que hoy irían al lugar junto a un grupo de voluntarios para realizar una limpieza, aunque duda del efecto que esto pueda tener. “Hemos tratado de tener comunicación con el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) no ha sido productivo, aunque estoy a la mejor disposición de resolver este problema. Esa agencia veo que no da servicio alguno a Fajardo”, expuso.

Relató que evaluó comprar una embarcación que sirve para sacarlo del mar, pero que sus asesores le recomendaron no comprarlo porque solo lo usarían dos veces al año. Además, mencionó que han tratado sin éxito de buscar una compañía privada que se dedique a remover estas algas. “Me encantaría decir que tenemos el plan maestro para resolver eso, pero no lo tenemos”, afirmó.

En declaraciones escritas, el secretario del DRNA, Rafael Marchago, recordó que la remoción del sargazo impacta especias de fauna y se pierden áreas de playas, lo que también provoca la desaparición de yerbas marinas.

“Le recordamos a los municipios que la limpieza del material conlleva un protocolo, y les sugerimos comunicarse con las oficinas regionales del DRNA. Es importante destacar que la maquinaria pesada no es apta para playas con reportes de nidos de tortugas marinas; siendo esta la temporada alta de anidaje de estas especies. Además, muchas veces se necesita el endoso del Cuerpo de Ingenieros para remover el material”, expresó.

Sostuvo que el DRNA cuenta con una propuesta de “Fishery Disaster” que tiene un componente para conseguir equipo con el fin de manejar el sargazo.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ELVOCERO.COM