Menú

Investigan falta de transparencia en proyecto de tala de árboles en el balneario Cerro Gordo

Expertos ambientales junto al alcalde de Vega Alta denunciaron la falta de comunicación y participación en la remoción de árboles en el balneario.

Ante la tala de cientos árboles en la zona alta del balneario Cerro Gordo del municipio de Vega Alta, el alcalde Oscar Santiago Martínez denunció el miércoles en vista pública la falta de transparencia en el proceso y exigió una disculpa por parte del secretario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Rafael Machargo Maldonado.

Santiago Martínez emplazó a la Comisión de Agricultura, Recursos Naturales y Asuntos Ambientales de la Cámara de Representantes, presidida por Joel Franqui Atiles, a llevar a cabo una vista ocular en el balneario para observar el estado actual del terreno.

Ustedes nunca fueron al balneario. Esta vista se está dando hoy porque ustedes nos dejaron esperando. Los verdaderos árboles están allí. Yo voy a solicitar que se lleve esta vista al balneario. Aquí lo que hay son fotos, pero no se ve la realidad de lo que está sucediendo allí”, le reclamó el alcalde de Vega Alta a Machargo Maldonado.

La tala de árboles es parte de en un proyecto de limpieza y recogido de escombros en los parques nacionales afectados por los huracanes Irma y María a raíz de un acuerdo interagencial entre el Departamento de Recreación y Deportes (DRD) y el DRNA.

Santiago Martínez entiende que los problemas se hubieran evitado si existiera una comunicación directa entre los municipios, el DRNA y el DRD. Asimismo, insistió que es indispensable la asistencia de arbolistas independientes del municipio para que monitoreen el proceso y sea ‘lo más transparente posible”.

“Hemos aprendido del pasado y entendemos que hay que mejorarlo. Siempre se le ha enviado cartas a los alcaldes y municipios antes de hacer cada actividad. Lo que vamos hacer diferente es que se va a invitar a que vayan personas, como arboristas, y que vean el trabajo que se va hacer”, mencionó, por su parte, el secretario de DRNA.

La secretaria de DRD, Adriana Sánchez Parés, explicó que ante recomendaciones de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) y la Oficina Central de Reconstrucción y Recuperación (COR3), el DRNA y el DRD suscribieron un acuerdo de colaboración en 2019 para transferir los trabajos de recogido y limpieza de escombros al DRD, incluyendo la tala árboles que representaran un riesgo inminente a la ciudadanía.

Sánchez Parés abundó que, conforme al acuerdo interagencial con el DRNA, un arbolista certificado tiene que hacer una evaluación minuciosa del árbol y determinar su condición de salud, así como si representa un riesgo a la vida o propiedad. Además, indicó que por cada árbol removido, el DRD plantará dos más en zonas donde no representen un peligro.

El personal contratado inició los trabajos de remoción de material vegetativo en el Balneario de Cerro Gordo el pasado 6 de junio, pero detuvieron las labores el 25 de septiembre tras las denuncias de vecinos de la zona.

“Hasta ese momento, se había completado el cien por ciento del trabajo en el área del balneario, el estacionamiento, y el área de acampar. Solo resta que se recoja el material ya podado. Cabe destacar que el balneario consta de 152 acres de terreno y las áreas que han sido impactadas por estos trabajos comprenden menos del 10 por ciento de su totalidad”, argumentó Sánchez Parés.

El DRD contaba con un presupuesto de $6 millones para limpiar y disponer de todo el material vegetativo. Al darse cuenta que la tarea era mayor, la agencia solicitó a FEMA un aumento de fondos. El 4 de abril aprobaron $8 millones adicionales. Luego, FEMA concedió en mayo 19 otros $17 millones en fondos.

Las tres compañías contratadas por el DRD para realizar los trabajos fueron DRC Emergency ServicesCERES Environmental y Looks Great Services. Además, la agencia gubernamental contrató a una compañía de monitoreo conocida como Debrish Tech, que subcontrató a Optium Group para que hicieran el proceso de evaluación de los árboles que iban a ser talados.

La secretaria de DRD subrayó que tienen hasta el 30 de noviembre para culminar los procesos de limpieza y remoción de árboles. “Nos falta cerca del 38% de trabajo por llevar a cabo en diferentes áreas de Puerto Rico, incluyendo parques como Boquerón y algunas instalaciones del DRD ya sean canchas o parques”, añadió.

Denuncian daño ambiental

El arbolista Alcides Dorado, quien asistió a la vista en su carácter personal, explicó que la tala de tantos árboles representa un problema a largo plazo.“El tiempo que requiere levantar ese árbol. Hay un daño ambiental”, resaltó.

Del mismo modo, expuso que en los restos de los árboles talados ha encontrado nidos de especies nativas. El líder ambiental propuso la participación de expertos neutrales y líderes comunitarios en el proceso para velar por el bienestar de todos los seres vivos que forman parte del ecosistema caribeño.

“Los árboles son el patrimonio histórico del país. Estamos recolectando material para hacer una evaluación forense de los restos de los árboles talados. Se ha transgredido lo que es un árbol enfermo y lo que es uno impactado por un huracán’’, alegó.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com

Estimados Amigos:

Para limitar la propagación del COVID-19 queremos informar a todas las personas que nos siguen en las redes, voluntarios y comunidades vecinas que hemos decidido cancelar todas las actividades con el público incluyendo recorridos y talleres.

Les exhortamos a implementar protocolos de desinfección frecuente, a no comparecer a lugares con mucho público y, en caso de exposición al virus o sufrir cualquier síntoma, mantener aislamiento riguroso.

Si implementamos todos los protocolos de salud pública, nos cuidamos y volveremos antes a la normalidad.

Nuestro equipo de Servicio al Cliente estará disponible de lunes a viernes de 9:00am a 5:30pm por teléfono 787-722-5882 o email reservaciones@pln.org.

Esperamos recibirles pronto.