Menú

Jóvenes se ‘artivan’ a favor de la justicia climática

Gracias al programa Enlace Latino de Acción Climática de la organización El Puente, un grupo de participantes entre 15 a 20 años tuvo la oportunidad de profundizar sobre el problema de la crisis ecológica a través de talleres artísticos.

En las pasadas dos semanas, un grupo de jóvenes de seis municipios del norte y este de la Isla participaron de la “Jornada de Artivismo por la Justicia Climática”, coordinada por el programa Enlace Latino de Acción Climática de la organización El Puente para crear conciencia ecológica a través del arte. Durante la Jornada –que se llevó a cabo del 20 de junio al 1 de julio–, los participantes de entre 15 a 20 años tuvieron la oportunidad de explorar mediante activismo artístico cómo la crisis climática afecta nuestras comunidades y cómo promover el cambio social. 

En el proceso, los jóvenes visitaron desde comunidades afectadas por la quema de combustibles fósiles, una finca agroecológica, donde conocieron sobre soberanía alimentaria y el ecosistema del karso; hasta el bosque El Yunque y la desembocadura del Río Mameyes, donde apreciaron la conectividad del paisaje entre el monte y la costa. También tomaron talleres de teatro, de plena y de periodismo comunitario para expresar y narrar sus experiencias en cuanto al cambio en el clima.

 “La Jornada trataba sobre el cambio climático y la justicia climática, pero al profundizar más sobre los diversos temas, pude entender que el problema es mucho más complejo de lo que pensaba. Es más que gases de efecto invernadero. Es un problema político, sistémico, económico, social”, dijo Sophía Reyes, de 16 años y residente de Culebra, quien formó parte de la jornada. Para Jhaleel Torres Pérez, otra de las participantes, uno de los momentos más impactantes fue el recorrido que hicieron por Guaynabo y Cataño. La joven de 20 años, quien es estudiante de psicología en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, observó en esta visita “cómo los tubos de combustible están situados en los patios de algunas viviendas y las implicaciones en la vida de quienes residen allí y la amenaza a su seguridad y salud”. Recordó que durante ese recorrido también vieron un manatí en la Bahía “y aprendimos de la emajagüilla, una planta que crece en las áreas costeras”. 

“Estar presente en estas reuniones y viajes de campo me abrió los ojos y me cambió la perspectiva hacia las injusticias y los efectos del cambio climático. Las actividades y charlas eran muy divertidas, a pesar de también tener un propósito serio que es lo que yo considero que es el “artivismo”. Pienso que estuve en un buen ambiente con personas súper chéveres igualmente dedicadas a aprender como yo”, expresó por su parte, Luis Torres Peña, de 18 años y residente de San Juan. Otra que compartió su vivencia fue Lorelei Montalvo Espinosa, de 16 años, quien aprendió de “artivismo” a través de los diversos talleres que tomó, como el que ofrecieron el colectivo teatral Agua, Sol y Sereno en el Museo de Las Américas. “Me gustó mucho poder expresarme pintando y con el movimiento de mi cuerpo”, dijo, toda vez que afirmó que su taller favorito fue el de plena, que ofrecieron Laura Cintrón y Lourdes Torres, donde aprendió cómo tocar este ritmo con conciencia. “¡Se trata de tomar acción climática!”, expresó. 

Ariana de León, residente de Caguas, en tanto, resaltó la importancia de esta jornada porque “ahora puedo abogar por la justicia climática y porque también me ayuda para mi futura carrera universitaria en ingeniería ambiental”. 

Al igual que ella, el canovanense Jeremai Torres Pérez, de 18 años, está dispuesto a dar la batalla a favor de la justicia climática y social.

“Puedo decir que mi visión entera ha cambiado con relación a cómo yo percibo el mundo que me rodea. La triste realidad es que nuestro planeta se ve amenazado por muchas de las cosas que nosotros los humanos hemos desarrollado en el mundo. Nuestros recursos naturales van a estar escasos en los próximos años. La calidad del aire, del agua, no es la misma que era antes. Los alimentos van a estar también escasos y la verdad es que es muy triste que el mundo se vea en esta situación.Pero, a la misma vez, agradezco estar consciente de que todo esto está pasando y no voy a estar en mi casa recostado, cogiendo aire, pensando que todo está bien.Porque el mundo necesita mejorar, porque si no lo hacemos ahora y si no tomamos la iniciativa ahora, de verdad que no va a haber un mañana”, concluyó Torres Pérez.

La Jornada Artivismo para la Justicia Climática contó con varios recursos, entre ellos Agua, Sol y Sereno, Ciudadanos del Karso, personal del Servicio Forestal, Finca Agroecológica Güakiá, la periodista Mariela Fullana Acosta y las pleneras Laura Cintrón Carrión y Lourdes Torres Santos.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN EYBORICUA.COM