Menú

La AAA solicita fondos para dragar el embalse Carraízo

Es uno de tres proyectos prioritarios junto a la rehabilitación de la planta de filtración Enrique Ortega y la construcción del Laboratorio Central

El dragado del embalse Carraízo figura entre los primeros tres proyectos que la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) solicitó sean cubiertos con la asignación de $3,700 millones que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, en inglés) autorizó para mejoras relacionadas con los daños causados por el huracán María.

Los otros dos son la rehabilitación de la planta de filtración Enrique Ortega del embalse La Plata y la construcción del nuevo Laboratorio Central de la AAA.

En total, las tres obras suponen una inversión de $100 millones, precisó este martes la presidenta ejecutiva de la AAA, Doriel Pagán, en entrevista con El Nuevo Día.

“Esta asignación de $3,700 millones que recibimos, el 8 de enero, supone un impacto en toda la infraestructura de la Autoridad, y el año pasado estuvimos haciendo trámites para agilizar estos primeros tres proyectos, que son supercríticos”, dijo, al señalar que en las gestiones ante FEMA también participa la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia (COR3, en inglés).

De los primeros tres proyectos, el más adelantado es el nuevo Laboratorio Central, cuya construcción inició en septiembre pasado, resaltó, por su parte, el director de Infraestructura de la AAA, José Rivera Sanabria.

“El grupo de trabajo hizo una formulación inmediata y, ahora que se asignaron los fondos, podemos completar el proceso para pedir los reembolsos. La obra debe terminar a principios de 2022”, dijo.

Sobre el dragado o remoción de sedimentos en Carraízo –una de las principales fuentes de abasto del área metro–, Rivera Sanabria indicó que la AAA contratará a una firma de ingeniería para “analizar las alternativas técnicas disponibles”, con la meta de sacar la subasta a finales de este año.

“Luego del análisis de alternativas, haremos un plan para los permisos y, en base a eso, nos movemos a construcción. La alternativa que escojamos debe ser una que nos asegure los permisos en corto tiempo”, acotó.

Y en cuanto a la planta Enrique Ortega, Pagán dijo que será una “rehabilitación total”, que incluirá los tanques de sedimentación, el sistema de aplicación de químicos y mejoras eléctricas, entre otros aspectos. Esta planta sirve a unos 100,000 clientes en Naranjito, Corozal, Toa Alta y Bayamón, por lo que el proyecto tendrá un “impacto significativo”. La fase de diseño iniciaría entre finales de enero y principios de febrero, mientras que la construcción arrancaría a finales de año.

Pagán y Rivera Sanabria explicaron que, una vez hecha la solicitud de fondos, FEMA hará una evaluación adicional para cada proyecto y, de ser necesario, requerirá información adicional a la AAA.

LEE LA NOTICIA COMPLETA EN ELNUEVODIA.COM