Menú

La actividad “Limpieza Internacional de Costas” seguirá un estricto protocolo para evitar contagios de COVID-19

Debido a la pandemia, el recogido de basura en las costas se hará los primeros cuatro sábados de octubre

La edición de este año de la Limpieza Internacional de Costas, que en la isla es coordinada por la organización sin fines de lucro Scuba Dogs Societyse regirá por un estricto protocolo de seguridad anticoronavirus, que incluye dividir el evento en cuatro días y prohíbe las aglomeraciones de personas.

Al describir esta edición como una “muy limitada” por las restricciones de la pandemia de COVID-19, la directora ejecutiva de Scuba Dogs Society, Ana Trujillo, indicó que se harán “limpiezas controladas” los primeros cuatro sábados de octubre (3, 10, 17 y 24). Históricamente, la limpieza es un evento masivo y se realiza el tercer sábado de septiembre.

“Toda la logística viene, en parte, de la organización Ocean Conservancy como coordinadora a nivel mundial. Nos dieron un abanico para hacer la limpieza entre septiembre y diciembre, y nos recalcaron que cada país lo haría de acuerdo con su fase de reapertura en la pandemia. Otra directriz fue que tenían que ser grupos pequeños”, dijo Trujillo.

De esta forma, Scuba Dogs Society –junto a un equipo técnico, capitanes de costa, representantes municipales y auspiciadores– determinó que, para garantizar la seguridad de los voluntarios, este año se limpiará un máximo de 100 cuerpos de agua (25 por cada sábado), en lugar de los 200 de la edición anterior.

También, se estableció que no habrá más de 30 personas por costa y deberán organizarse en grupos de cinco miembros o menos, preferiblemente familias.

“Antes, la gente llegaba y llegaba el mismo día de la limpieza, pero ahora hay un registro previo, que no permite que haya más de 30 personas en un mismo cuerpo de agua. El registro está disponible en nuestro sitio web (scubadogssociety.org), y es compulsorio para poder participar”, destacó Trujillo.

Una vez se registren, las personas recibirán por correo electrónico un “vídeo instruccional” con gráficos de cómo debe hacerse la limpieza. Según Trujillo, este paso evita el contacto físico entre los capitanes de costa y los voluntarios, que solían reunirse antes del evento para las instrucciones y medidas de seguridad.

Este año, además, se eliminaron las tarjetas de datos impresas en las que los capitanes de costas reportaban la cantidad de desperdicios removidos. En cambio, se utilizará la aplicación móvil Clean Swell, de Ocean Conservancy, que también estima el peso de la basura, por lo que no hay que hacerlo físicamente.

“La aplicación contabiliza todo y lo envía directamente a Ocean Conservancy. El mismo día de la limpieza, el capitán sabrá cuánto recogió en su playa y el peso, y son datos con bastante certeza”, afirmó.

Mascarillas y guantes

En cumplimiento con la orden ejecutiva anticoronavirus vigente, los voluntarios deberán utilizar mascarillas en todo momento durante las limpiezas. También, se requerirá el uso de guantes, se les tomará la temperatura y habrá desinfectante.

Trujillo recomendó que, en la medida que sea posible, tanto las mascarillas como los guantes sean de tela o reusables, con el propósito de evitar la generación de más desperdicios.

“El plan para la limpieza fue presentado al Departamento de Recursos Naturales (y Ambientales). Una vez aprobado, y en cumplimiento con la orden ejecutiva, tramitamos y obtuvimos una dispensa de la Oficina del Secretario de la Gobernación. Esto es muy importante porque valida, una vez más, que estamos pensando en todo a la hora de salvaguardar la salud de nuestros voluntarios”, dijo Trujillo.

Resaltó que, además de playas, entre los 100 cuerpos de agua que se limpiarán habrá ríos, quebradas y algunas áreas verdes. Agregó que, las personas que no puedan registrarse para ninguno de los cuatro sábados, “pueden ayudar” promoviendo la limpieza y reduciendo la generación de desperdicios en sus hogares.

Cada sábado, indicó Trujillo, los residuos que se remuevan serán recogidos y dispuestos por los municipios “siguiendo sus protocolos de COVID-19”.

El año pasado, en la limpieza participaron 12,031 voluntarios, lo que ubicó a Puerto Rico en la 13 posición entre los 116 países que realizaron el evento.

Según el informe “Together, We Are TEAM OCEAN”, de Ocean Conservancy, Puerto Rico logró remover 477,372 artículos desechados, que pesaron 102,160 libras, a lo largo de 182.7 millas de costa. Ocho de los 10 tipos de desperdicios clasificados fueron plásticos.

Al cierre de esta edición, ya había limpiezas confirmadas para 83 cuerpos de agua en 39 municipios.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com