Menú

La agonía del shihuahuaco, el árbol peruano de 900 años que fue derribado en 2 horas

La industria maderera mundial ya no se contenta con la caoba y el cedro, reducidos a cifras mínimas en tan solo dos décadas.

Shihuahuaco Arbol Peruano

Hoy se ha puesto la mira en el shihuahuaco, un árbol que llega a vivir 900 años y que, derribado en un par de horas, es destinado a ser piso. Una ingeniera forestal ha emprendido la pelea por salvarlo.

Tatiana Espinoza (41) –bah, Tati– sabía que armar un emprendimiento en una sociedad altamente machista como el Perú era un reto grande. Pero a ella eso le importó un pepino, así que postuló a una concesión de reforestación en el 2009, cuando estaban a precio de ganga: ya habían extraído todo el cedro y caoba. Se la dieron en el 2010; total, era ingeniera forestal y estaba haciendo un posgrado en Costa Rica.

Para llegar a su flamante concesión demoró tres días en bote desde Puerto Maldonado. Eso no la arredró; era una guerrera. Su temor era que hubiese gente viviendo dentro de la propiedad, pero solo halló a un cazador de huanganas y un bosque real maravilloso que superó sus expectativas. Siempre le pareció extraño que otorgaran concesiones de reforestación en esos paraísos arbolados. ¿Reforestar qué?

Regresó al poco tiempo para echar raíces, levantar una cabaña. Se quedó 33 días en el monte, guarecida en una carpita. Instalaron los pilotes, el techo y el piso. Volvió a los dos meses y no encontró ningún clavo, parecía que un tornado hubiera arrancado la estructura de cuajo. Se percató de golpe de que la selva era tierra de todos y de nadie. Tuvo que dejar a un guardián de manera permanente.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN EcoPortal.net