Menú

La cosecha de Daniella, relato de una nueva jíbara

Yaritza Rivas

El Nuevo Día

Un lunes como de costumbre es día de cosecha en Siembra Tres Vidas. La finca de unas cuatro cuerdas está bien surtida con vistosas  lechugas, flores, limoncillo, tomates y otras hortalizas y vegetales a la falda de una elevada montaña en el Barrio Pasto de Aibonito.

Daniella Rodríguez Besosa, de 28 años,  carga a sus espaldas a Cyán, su nene , mientras se pesa y empaca en el rancho los productos que con amor siembra en la tierra que heredó al morir su mamá Silka Besosa. Aquí también vive un estilo de vida sencillo, alejado de las comodidades y lujos, que admite le rodearon de más chica. Es precisamente, su estilo de vida conectado con la tierra y sus frutos, un reflejo de la actual ola de jóvenes puertorriqueños a los que se les empieza a llamar los “nuevos jíbaros”.

Continuar leyendo en El Nuevo Día.