Menú

La desprotección de la valiosa zona del carso

Es meritorio reconocer que fue la propia JP la que emprendió con el PRAPEC un muy amplio proceso de discusión pública para garantizar que la ciudadanía tenga pleno conocimiento del valor del recurso de planificación del carso.

Ivonne Marcial Vega

El Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas de Puerto Rico (CAAPPR) hizo un llamado a los miembros de la Junta de Planificación (JP) a cumplir, sin desviaciones, con lo establecido en la Ley para la Protección y Conservación de la Fisiografía Cársica (Ley 292 del 1999) y el Plan y Reglamento del Área de Planificación Especial del Carso (PRAPEC).

El CAAPPR ha traído a la atención el artículo Cuecen cambios en la zona del carso, del periodista Gerardo Alvarado León, publicado en El Nuevo Día, el 28 de marzo de 2018. El artículo presenta un asunto de gran preocupación para nuestro Colegio. La JP tiene ante su consideración una petición de enmienda a los límites del carso, uno los recursos de mayor valor ecológico que provee servicios ecosistémicos de suma importancia, así como un paisaje de extraordinaria envergadura para la conservación y disfrute de la gente. Entendemos, que cuando se crea el Plan y Reglamento del Área de Planificación Especial del Carso (PRAPEC) se realiza para velar y salvaguardar que las agencias cumplan cabalmente con la implementación de estos proyectos. Para el CAAPPR es de especial interés proteger lo que ha sido denominado “especial” y es un precedente peligroso ante nuestros recursos naturales en un futuro.

Expresamos nuestro recelo con que la JP discuta enmendar el límite del APE-RC para excluir terrenos con el fin de desarrollar un proyecto para el que no se presentan mapas ni se discute la condición existente o propuesta y sus correspondientes impactos locales y regionales. Nos preocupa, más aún, que la JP de paso a una acción como esta sin preparar y discutir en vista pública un Memorial Explicativo, elaborando sobre la propuesta enmienda y sus impactos, así como presentando los mapas de la condición existente y propuesta para que la ciudadanía pueda tener acceso a la información que está ante su consideración.

Del artículo y el expediente se desprende que esta solicitud había sido presentada en 2015 y fue rechazada en 2016 por la propia JP. De otra parte, nos preguntamos por qué no se está tomando en consideración y se cuenta con la opinión del Departamento de Transportación y Obras Públicas y a la Autoridad de Carreteras en torno a posibles impactos de este proyecto en la viabilidad de la extensión de la PR-22, pudiendo impedir su desarrollo o elevando el precio de posibles expropiaciones.

Hacemos un llamado a los miembros de la JP a responder de la manera que ya lo hizo en 2016 con lo establecido en el PRAPEC, sin desviaciones, y que no autorice la propuesta enmienda al límite del Área de Planificación Especial Restringida del Carso (APE-RC), manteniendo las 14.99 cuerdas dentro de la delimitación actual.

El CAAPPR expresa su aprehensión en torno a este proceso y pide la mayor prudencia a la JP y el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales en la consideración de esta enmienda. La aprobación de esta enmienda pondría una presión innecesaria sobre un recurso ambiental de mucho valor y que tomó tantos años en completarse. Es un recurso que debe permanecer sin desarrollarse para el futuro de nuestras generaciones y el bien de nuestro entorno natural.

La arquitecta Ivonne María Marcial Vega es presidenta del Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas de Puerto Rico.

Lea la noticia en ElNuevoDia.com