Menú

La energía solar libró a varios proyectos comunitarios del apagón general tras el terremoto

Quedarse a oscuras a causa del huracán María los llevó a moverse hacia la energía renovable

Placas Solares Energia Solar

Cuando toda la isla se quedó sin luz por el apagón general que provocó el sismo del 7 de enero, varios proyectos comunitarios mantuvieron el servicio porque, tras el devastador paso del huracán María, optaron por suplirse de fuentes renovables, específicamente, energía solar.

“Fue la gran lección del huracán y ahora, con el terremoto, la experiencia fue del cielo a la tierra, totalmente diferente”, afirmó Dolores Morales, directora ejecutiva de Migrant Health Center, Western Region, que opera 11 clínicas en las regiones oeste, noroeste y suroeste.

Morales contó que, como resultado de María, en las 11 clínicas, se perdieron todas las vacunas y medicamentos que requieren refrigeración, como la insulina. La empresa instaló generadores eléctricos, “pero todos los días se dañaba uno” y el inventario se perdió. En total, estuvieron dos meses sin luz.

“Pero, ahora, como tenemos las placas solares, ni una sola vacuna se perdió. La respuesta fue mucho más rápida. No sufrimos por pérdida de vacunas, como cuando el huracán, y teníamos un servicio básico para responder a la comunidad”, sostuvo.

Específicamente, Migrant Health Center, Western Region, tiene placas solares en nueve de sus 11 clínicas, y la energía producida se destina a las neveras de vacunas. Dos de esas clínicas ubican en Guánica y Yauco, que figuran entre los municipios más afectados por el terremoto y sus subsiguientes réplicas.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com