Menú

La EPA remueve sistema de agua Hormigas de la lista del Superfondo

La limpieza de los desechos peligrosos culminó, por lo que no existe amenaza ambiental ni de salud pública

La Agencia federal de Protección Ambiental (EPA, en inglés) anunció hoy, jueves, la eliminación del antiguo sistema público de agua Hormigas, entre Caguas Aguas Buenas, de la Lista Nacional de Prioridades o Lista del Superfondo, que contiene los sitios más contaminados con desechos peligrosos.

La determinación de la EPA responde a que concluyó todo el trabajo de limpieza. Además, según el monitoreo regular de la calidad del agua, el sistema no representa una amenaza ambiental ni de salud pública.

“Limpiar los sitios Superfondo y regresarlos a un uso seguro y productivo es una prioridad para la EPA”, dijo Pete López, administrador regional de la EPA, en un comunicado de prensa.

“Estoy complacido de que ha concluido nuestra labor en alianza con el gobierno local y la comunidad que reside en el lugar, y cerramos este capítulo al eliminar su designación como lugar Superfondo”, añadió.

El sitio había ingresado al Superfondo en 2011, tras detectarse la presencia de solventes en un pozo público que ya no está en uso. Desde entonces, se le consideraba uno de los más contaminados con desperdicios peligrosos en la isla, por lo que su limpieza era urgente.

El antiguo sistema público de agua Hormigas consta de dos pozos (Eufracia y Hormigas), y proveyó agua potable a más de 5,000 personas en Caguas y Aguas Buenas.

En 2006, la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAAdetectó la presencia del contaminante conocido como tetracloroetileno en el pozo Eufracia por encima de los estándares federales de agua potable. Tres años más tarde, la corporación pública cerró el sistema completo y conectó la comunidad a otra fuente de abasto.

También en 2009, la EPA colectó más muestras en el pozo Eufracia que, aparte de tetracloroetileno, arrojaron la presencia de otros dos contaminantes químicos: tricloroetileno y dicloroetileno.

Desde que el sistema ingresó al Superfondo en 2011, la EPA llevó a cabo nuevas evaluaciones y monitoreos, sin detectarse áreas de contaminación del suelo y las aguas subterráneas que supongan un riesgo para la salud humana o el medio ambiente.

En el comunicado, la EPA recalcó que las viviendas que originalmente se servían del sistema fueron conectadas a otra fuente de distribución.

Informó, además, que invirtió aproximadamente $1.5 millones en un estudio sobre la fuente y alcance de la contaminación en el sistema.

La Lista de Prioridades Nacionales o Lista del Superfondo es un programa federal creado por ley, en 1980, que provee dinero para identificar y restaurar lugares contaminados con desperdicios peligrosos.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com