Menú

La gallina de palo sigue atentando contra especies nativas, dice el DRNA

Se oponen a enmienda propuesta a la Ley de Vida Silvestre.

Gallina de palo

Por considerar que la medida legislativa atenta contra las especies nativas, en particular las que están en peligro de extinción, el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) se opuso hoy en el Senado a un proyecto de ley que busca enmendar la Nueva Ley de Vida Silvestre (Ley 241 de 1999) para que el listado de especies exóticas incluya aquellas que puedan ser poseídas para la reproducción o crianza.

La pieza legislativa, que recibirá un informe negativo, según adelantó el presidente de la Comisión de Salud Ambiental y Recursos Naturales del Senado, Carlos Rodríguez Mateo, también dispone que se revise cada cinco años todo reglamento o norma que se promulgue de conformidad con el estatuto para estar acorde con los estatutos estatales y federales vigentes y que se aclare la facultad que tiene el Secretario del DRNA para reglamentar las especies exóticas que puedan ser poseídas como mascotas o dedicadas a la crianza o reproducción.

El proyecto de ley (P. del S. 1274) es de la autoría del senador Abel Nazario Quiñones.

“Una vez una especie exótica se ha establecido, el impacto sobre especies nativas y las comunidades naturales es de carácter severo. Ejemplo de ello, es la especie comúnmente llamada “Gallina de Palo” (iguana iguana), cuya proliferación desmedida se ha convertido en una amenaza para especies endémicas de flora y fauna, además de afectar negativamente la agricultura y la infraestructura del país”, argumentó la secretaria del DRNA, Tania Vázquez, quien estuvo representada por la directora de la División Legal del DRNA, Laura Díaz, en una vista pública presidida por el senador Rodríguez Mateo. Díaz estuvo acompañada por la directora de Investigación de Vida Silvestre de la agencia, Damarise Delgado.

La Secretaria del DRNA sostuvo en la ponencia que muchas especies exóticas terminan desplazando a las especies nativas, ya sea porque tienen diferentes capacidades competitivas o por la ausencia de enemigos naturales. “Dentro de los impactos ecológicos están además, la depredación y la competencia directa, las consecuencias ambientales que pueden llegar hasta la degradación del ecosistema y la diseminación de enfermedades contra las que especies nativas no tienen defensas adecuadas”, indicó Vázquez.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN PrimeraHora.com