Menú

La importancia de seguir reforestando a Puerto Rico

Por: Yamilet Aponte Claudio Estudiante comunicaciones Universidad Sagrado Corazón

Las islas de Puerto Rico están expuestas a eventos atmosféricos drásticos dada su localización geográfica, teniendo como una de las principales consecuencias la pérdida de grandes cantidades de árboles simultáneamente. Diversas entidades y miembros de la comunidad han colaborado para sembrar toda aquella semilla perdida.

En Puerto Rico existen aproximadamente 750 especies de árboles, de los cuales 547 se consideran nativas y 141 endémicas. Todos estos árboles se adaptan más fácilmente a las diferentes condiciones climáticas de las islas. 

Igualmente, logran recuperarse del impacto de huracanes con más sencillez y tienen mayor tolerancia a organismos invasivos y a enfermedades. Por consiguiente, la siembra de estos incrementa la biodiversidad de los bosques de las islas, así aumentando la resiliencia del paisaje natural. Además, sirven como refugio de la fauna y brindan alimentos.

Por otro lado, los árboles proveen muchos servicios ecológicos, regulando el clima y protegiendo cuencas de los ríos. En áreas urbanas suelen reducir las temperaturas, y así, poder disminuir el impacto negativo del cambio climático. Estas especies suelen conservar los suelos, evitando la erosión, al igual que sirven de barrera natural contra el viento, ruido y el brillo atmosférico por la contaminación lumínica.

Los árboles también absorben el agua de la lluvia, mitigando las inundaciones, ya que cada uno puede absorber hasta 2,900 litros de agua. Incluso, para el clima son purificadores de aire, filtrando 28 kilogramos de dióxido de carbono al año y produciendo 12 toneladas de oxígeno. 

En grandes cantidades, la producción de los árboles tiene un impacto en la sociedad al proveer alimento, maderas, resinas y medicinas tradicionales. Así, una hectárea de árboles absorbe hasta 18 toneladas de dióxido de carbono, al igual que una hectárea de bosque aporta 13 toneladas de materia orgánica.  

Haciendo que cada semilla cuente

Tras el paso de los huracanes Irma y María, unos estudios de la Universidad de Berkeley que aún no han culminado, establecen que Puerto Rico perdió entre 23 a 31 millones de árboles. A partir de estos eventos atmosféricos, empleados y miembros de Para La Naturaleza han sembrado más de 80 mil árboles nativos y endémicos en las islas en su programa de reforestación.

Dicho programa fue creado específicamente para implementar la reforestación junto a la ayuda de la comunidad, así fortaleciendo la biodiversidad, protegiendo las cuencas hidrográficas, apoyando las especies y mejorando la salud del suelo.

Por otro lado, este programa de reforestación fue creado luego del huracán Hugo en 1989, por el Fideicomiso de Conservación de Puerto Rico, llamado anteriormente “Árboles… más Árboles”. La meta inicial de este proyecto era impulsar la creación de un programa de producción, distribución y siembra de árboles. Hoy, habiendo logrado eso, la meta de reforestación es poder producir sobre 750,000 árboles en los próximos siete años en áreas afectadas por los dos huracanes en sectores urbanos y rurales, además de áreas naturales protegidas.

Ahora, como parte de los esfuerzos de Para la Naturaleza para impulsar la siembra de árboles, repartirán 10 mil árboles nativos, endémicos y frutales en la Feria 2021, “La Siembra”. Dicha actividad será libre de costos y se llevará a cabo por “servi- carro” los días 22 al 24 de abril en cinco pueblos.

Los pueblos establecidos son: el Vivero de Río Piedras, en San Juan, Vivero de Hacienda La Esperanza, en Manatí; en Plaza del Caribe, en Ponce, en adición, en los viveros del Cañón San Cristóbal en Barranquitas y Cabezas de San Juan, en Fajardo. Cabe destacar que todas contarán con todo protocolo y medidas preventivas de salud contra el COVID-19.

Los interesados en el proyecto deben registrarse en la página web www.pln.org/lasiembra . Ahí podrán escoger hasta cuatro árboles, lugar hora y día de recogido. Habrá 59 especies de árboles disponibles, entre ellas uva playera, almácigo, cacao, café, guanábana, parcha, roble, entre muchos otros.

Para la Naturaleza exhorta a todos a unirse a “La Siembra”, para aportar a la mejora de calidad de aire, poder proteger los ecosistemas, evitar la erosión costera, disminuir los efectos del cambio climático y embellecer nuestras islas.