Menú

La llama es un peculiar e importante aliado en esta pandemia

Investigadores en Canadá estudian formas de utilizar los anticuerpos de este camélido andino para eliminar el coronavirus. Se han realizado trabajos similares para tratar el VIH y la gripe

Llama

Es difícil creer que la llama, ese camélido famoso por su pelaje y sus escupitajos, pueda ser una pieza clave en el desarrollo de tratamientos y vacunas contra el coronavirus. Pero es cierto. Especialistas de la Universidad de Ottawa (Canadá) estudian ahora mismo la forma de aislar y producir en masa anticuerpos presentes en este animal, capaces de generar una respuesta inmunológica que neutraliza el virus.

—Identificar y neutralizar—

Los anticuerpos son proteínas producidas por leucocitos, un tipo de glóbulo blanco. Cuando ingresa al organismo un antígeno –sustancias extrañas, como los virus o las bacterias–, estas proteínas lo identifican, lo neutralizan y se quedan en la sangre. De esta manera, el cuerpo aprende a combatir una amenaza específica. Cabe resaltar que un anticuerpo funciona para un antígeno específico.

Los científicos en Canadá, dirigidos por el investigador Marc-André Langlois, han determinado que el anticuerpo conocido como inmunoglobulina de tipo G, que poseen las llamas, es eficaz para neutralizar el virus. De acuerdo a los expertos, este genera una mejor respuesta inmunológica que el de los humanos porque se puede unir a áreas más pequeñas de la superficie del virus.

Sabiendo eso, Langlois y su equipo planean clonar los genes asociados a la producción de estos anticuerpos, para luego llevar a cabo ingeniería inversa y producirlos en masa.

—Una herramienta con mucho potencial—

Pero esto es tan solo la punta del iceberg. Desde hace ya varios años, se habla del potencial de los anticuerpos de vacunas para tratar diversas enfermedades.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com