Menú

Las mujeres, las que más pierden con la crisis climática

La crisis climática provoca, por ejemplo, que las mujeres y niñas tengan que recorrer mayores distancias para conseguir agua y comida.

Conseguir Agua Africa

Madrid, 10 dic (EFE) – En muchos lugares del planeta las mujeres son las máximas responsables del cuidado del hogar, de proveer alimento o garantizar la higiene, lo que las hace más vulnerables a los efectos que la crisis climática tiene sobre la agricultura, el agua, la energía y la salud.

“El cambio climático exacerba toda vulnerabilidad conocida y la mujer está en una situación de mayor riesgo”, aseguró durante una entrevista con Efe la ex primera ministra de Nueva Zelanda, Helen Clarck, quien fue la primera mujer electa para ejercer este cargo en 1999.

La crisis climática provoca, por ejemplo, que las mujeres y niñas tengan que recorrer mayores distancias para conseguir agua y comida, lo que las impide seguir yendo al colegio, o, en casos extremos, las obliga a abandonar sus territorios en busca de un lugar más seguro.

AGRICULTURA

Según la ONU, la agricultura es una de las actividades más afectadas por la crisis climática y dado que las mujeres son las encargadas de conseguir los alimentos para el hogar, “sus medios de subsistencia están en riesgo, pues las fuentes tradicionales de alimento son cada vez menos confiables”.

En África subsahariana, por ejemplo, las mujeres, que suponen el 75 % de la mano de obra aunque apenas poseen el 1 % de la tierra, ven mermadas sus cosechas porque “no tienen acceso a las mismas mejoras tecnológicas para las granjas ni pueden comprar semillas resistentes a las sequías”, denunció Clarck.

AGUA

La falta de agua, además de dificultar la labor agricultora, puede acarrear otras consecuencias, entre ellas, según ha detectado ONU Mujeres, el aumento de la violencia contra las mujeres, la mortalidad materna, el matrimonio infantil, infecciones, hambre, malnutrición, usurpación ilegal de tierras o pobreza.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN EyBoricua.com