Menú

Llamado para la redistribución de incentivos agrícolas

Ganaderos insisten en la propuesta para hacerle frente a los productos importados

Ganaderos vacas

En un esfuerzo por lograr incrementar su competitividad frente a los productos lácteos importados, el sector ganadero del País hace nuevamente un llamado al gobierno para la redistribución de los incentivos que se le otorgan a la industria.

El agrónomo Juan Carlos Rivera Serrano, presidente de la Cooperativa de Productores de Leche de Puerto Rico (Coopple) explicó que aunque Indulac (la marca que maneja la entidad) está buscando otras alternativas en el segmento de lácteos para incrementar sus ventas, les resulta imposible ante la gran competencia que enfrentan con las marcas importadas. Indulac compite directamente en los segmentos de leche UHT, quesos y yogurt.

“Los países de donde importamos ofrecen muchos incentivos a su producto local, de manera que mantienen sus precios bajos, lo que les permite posicionarlos de manera ventajosa dentro de su país como afuera. En nuestro caso, esto no sucede, por lo que nuevamente les hacemos un llamado al gobierno y al secretario de Agricultura para que se redistribuyan los incentivos y se otorguen a aquellos productos que hoy no podemos competir por su costo. No pedimos más incentivos, sino que se coloquen donde los necesitamos”, manifestó Rivera Serrano.

Según su planteamiento, los incentivos disponibles se pueden destinar por un periodo de tres años a la elaboración de los productos donde se busca alcanzar un volumen razonable en el mercado. Con ello se podrían reducir las importaciones en áreas particulares y luego mover los incentivos a diferentes productos locales.

“Una vez tengamos el mercado cautivo, se movería el incentivo hacia otro producto. Esto es algo que se hace en todos los países para ayudar la agricultura local. No es algo nuevo o exclusivo para el mercado local. No pedimos más dinero, sino que se redirija. Por ejemplo, que el incentivo se otorgue a un producto, como pudiese ser la leche evaporada. Esto nos permitiría ir a la góndola a un precio igual o inferior al de la competencia, lo que disuadiría la importación. Con ello gana el ganadero, el consumidor y la economía en general”, apuntó Rivera Serrano.

LEA LA NOTICIA COMPLETA ElVocero.com