Menú

Llegan al mar las mascarillas y ‘face shields’

La disposición inadecuada empieza a tener un impacto adverso en el ambiente

La disposición inadecuada de mascarillas, guantes y frascos de jabón desinfectante utilizados para la protección en la pandemia provocada por el Covid-19, ha comenzado a tener un impacto adverso sobre el ambiente, particularmente en cuerpos de agua a donde llegan como desperdicio.

El doctor Samuel Suleiman Ramos, director ejecutivo de la Sociedad Ambiente Marino, informó que al inicio de la pandemia, cuando el gobierno decretó un cierre total, no hubo tal impacto porque la ciudadanía estaba en sus hogares.

“Ahora se ve más, ahora se ve mucha más contaminación”, afirmó Suleiman Ramos, y precisó que lo más que la organización ha visto flotando son las mascarillas y los guantes, que son arrastrados por el viento y llegan a la orilla de la playa.

“Los vemos flotando como si fueran aguavivas. El problema es que ahora para cada lugar que uno va tiene que ir con mascarillas, guantes, etc., también se han visto ´face shields´. Si no se recogen, eventualmente van a llegar al agua. Si no, llega por el viento a la costa y va a llegar al centro (del mar), a través de una desembocadura de río por una escorrentía, que aunque no llegan directamente, llegan a un cuerpo de agua y por ahí llegan”, señaló.

Aseguró que esta situación está ocurriendo en Puerto Rico y destacó que “sí, hemos visto una vida marina menos temerosa —como antes cuando había mucha gente— pero hemos tenido más contaminantes debajo el agua”.

“Hemos visto reportajes de Europa, como los canales de Venecia que quedaron más limpios, pero ahora ha sido como un desquite, hemos estado encerrados por meses y vamos a (salir y) hacerlo todo de cantazo y la realidad es que ese ‘boom’ se nota en las especies”, señaló.

Mencionó que el Municipio de Culebra ha sido bastante estricto en que estos contaminantes no lleguen, pero no ocurre igual en otros lugares.

“Entiendo que la cosa no está muy bien para el ambiente marino, pero tampoco lo está bien para las aves, que se han muerto con mascarillas. Se creen que son gusanos y se comen las tirillas de las mascarillas y se les encajan. Lamentablemente, como estamos enfocados en el asunto de los corales —en restaurarlos— a veces vemos las cosas cuando pasamos”, apuntó.

Dijo que al material sintético le toma mucho tiempo degradarse y muchas especies marinas y aves se confunden con objetos cotidianos y en muchos casos se atragantan, asfixian o se ahorcan.

“Pero, es más complicado debajo del agua”, añadió.

Explicó que estos objetos tienen contacto con los pólipos de corales, lo que afecta su oxigenación y sus nutrientes.

“El asunto de las mascarillas y otros desperdicios sólidos que tenemos la mala costumbre de tirarlos y no desecharlos adecuadamente, es que van afeando todo. Las gaviotas se afectan con ellos, las tortugas, y es una falta de conciencia más que nada, porque antes de la pandemia era impensable el asunto de las mascarillas. Mientras menos conciencia más daño se hace”, manifestó.

Reacciona Recursos Naturales

El secretario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Rafael Machargo Maldonado, indicó en declaraciones escritas que estos materiales protegen del contagio y propagación del virus, pero a la misma vez la disposición inadecuada crea un problema para la naturaleza. 

“Es importante señalar que al llegar estos materiales a los cuerpos de agua representan un peligro para las especies marinas al alterar los ecosistemas. Trabajamos para proteger y conservar nuestro ambiente, pero la colaboración ciudadana es indispensable para tener éxito. No queremos ver nuestras playas con botellas de vidrio o plástico, mascarillas ni guantes o bolas plásticas. Aspiramos a tener playas libres de desperdicios con una reducción notable en la generación de basura: eso se logra con la ayuda de cada ciudadano”, afirmó.

LEE LA NOTICIA COMPLETA EN ELVOCERO.COM