Menú

Lo que debes saber sobre el Programa de Ayudas Agrícola que maneja el Fideicomiso de Ciencia y Tecnología

El Fideicomiso de Ciencia explicó el programa luego de que se le acusara de discriminar contra pequeños agricultores | Aquí te explicamos

Publicado: Mar 28, 2021 08:00 AM

El Fideicomiso de Ciencia y Tecnología de Puerto Rico reaccionó a los reclamos de discrimen contra pequeños agricultores que hizo en días recientes un grupo de entidades, explicando la forma en que funciona el programa Re-Grow y ofreciendo los datos del trabajo realizado hasta el momento.

Dicho programa, también conocido como Renacer Agrícola, es impulsado por el Fideicomiso a través de los fondos CDBG-DR (por sus siglas en inglés) del Departamento de Vivienda.

Los directivos de la entidad a cargo del mismo recalcaron en entrevista con NotiCel que sus fondos, al igual que sus guías, incluyendo los criterios de eligibilidad y documentación, provienen del Programa de Recuperación ante Desastres para el desarrollo comunitario del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de los Estados Unidos (HUD) y el Fideicomiso es sup-recipiente de parte de esos fondos de CDBG-DR para impulsar la implementación del Programa Re-Grow PR

“Estamos en colaboración con el Departamento de la Vivienda. Ellos nos invitaron para someter una propuesta en julio del 2020, para efectos de servir como un agente administrador con los fondos que fueron asignados para el sector agricola”, explicó la directora del programa, Bárbara Rivera Chinea.

“Eso fue lo que ellos diseñaron, el programa Re-Grow, y ellos desarrollaron las guías del programa y nos las proveyeron junto con toda la otra documentación de nuestro acuerdo. Es un programa de subvenciones que va dirigido a pequeños y medianos agricultores y utiliza la definición de USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos) para fincas familiares pequeñas, que establece que el ingreso agrícola anual bruto será menor de $350,000. Para ello piden una documentación a lo largo de la solicitud para validar los distintos criterios de elegibidad y la capacidad de manejo agrícola inclusive”, agregó.

Rivera Chinea aprovechó la oportunidad para explicar que las guías proveen distintos documentos como alternativa. “Solo hay que proveer algunos de los documentos que están definidos por ciertos renglones y sabemos que todo lo que es federal requiere una documentación y un cumplimiento ya preestipulado”.

El programa se lanzó en septiembre y se montó el equipo de trabajo en el Fideicomiso para atender las distintas áreas, todo en medio de la pandemia. “Nuestro modo de operación ha sido virtual, mientras las ordenes ejecutivas lo han permitido. Ahora que es más flexible hemos hecho varias visitas a municipios y tenemos también programado proveer un personal fijo, tanto en las facilidades del Fideicomiso como ir ubicando cierto personal en otras áreas de la Isla para darle esa facilidad a los agricultores”.

La directora ejecutiva de la entidad, Lucy Crespo, agregó que a pesar de estas limitaciones desde febrero empezaron a hacer visitas presenciales y hasta la fecha se han visitado cuatro municipios (San Lorenzo, Yabucoa, Maricao, Adjuntas) y para esta semana hay una visita programada para Utuado.

Rivera destaca que desde el día que se abrió el programa, simultáneamente se abrió un “call center”, con personal de apoyo, para proveer ayuda libre de costo a los agricultores. “El programa provee personal específicamente para orientar por teléfono y ayudarles a cumplir con los requisitos y apoyarlos en todo el proceso. La comunicación con nuestros participantes ha sido continua, hemos recibido más de 5,000 llamadas en nuestro centro de llamadas desde que comenzamos”, indica.

Agregó que, ahora que la orden ejecutiva es más flexible, se están moviendo a un modo presencial para dar ese apoyo.

Como resultado de ese esfuerzo al momento de la entrevista se habían recibido ya 1,097solicitudes de agricultores, se habían celebrado 17 eventos de orientación y se habían otorgado tres subvenciones que totalizan $339,000. Crespo subraya que más del 10% de esas solicitudes son de pescadores.

Esta lanzó un llamado a los agricultores “estos son fondos federales CDBG-DR, que tienen muchas restricciones. Lo primero que le estamos sugiriendo a todas las personas es que por favor lean las guías”

Su recomendación, señala, es porque estas contienen numerosas opciones para cumplir con cada uno de los requisitos, dando así oportunidad para distintas personas y distintas realidades.

Rivera indicó que en el caso de los pescadores y en los requisitos para probar capacidad agrícola, la entidad hizo unas recomendaciones de documentos que se podrían utilizar y se aceptaron algunos de ellos y ya están incluidas en las preguntas y respuestas de las guías.

“Estamos tratando de aclarar lo que son las guías”, señaló.

Las subvenciones de este programa son signficativas en comparación con otros programas agrícolas, pues comienzan en $25,000 y pueden llegar hasta $150,000.

El acuerdo del Fideicomiso es de $30 millones por 3 años ($30,471,999.52) y se distribuyen en $20 millones (67%) para subvenciones de agricultores; $5 millones (17%) para costos directos del programa para su ejecución y otros $5 millones (16%) para recobro de gastos administrativos.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN Noticel