Menú

Los grandes retos de Vieques

El ciclón hizo más evidentes los viejos problemas de la Isla Nena

VIEQUES

VIEQUES – A eso del mediodía de este jueves de septiembre, don Ismael Guadalupe se toma un café mientras pasa revista sobre lo que recuerda de su isla tan pronto pasó el huracán María.

“Quedó destruida por completo. Estamos en las de ponernos de pie de nuevo, pero, si es por las autoridades, no lo logramos”, expresa sin tapujos el viequense de 74 años de edad.

Cuando se trata de Vieques, Guadalupe siempre ha carecido de pelos en la lengua, y en esta entrevista, no es la excepción. Guadalupe, un ícono de la lucha que dio fin a los ejercicios militares de la Marina de Guerra de los Estados Unidos en Vieques hace casi década y media, considera que, luego de María, los viequenses libran una nueva batalla, pues “hay compromisos con unos intereses económicos para despojar a Vieques de los viequenses”.

Mencionó los planes del Gobierno estatal de aumentar el precio del ferry que llega a la isla mediante una ruta más corta, desde Ceiba, pero que eso sería perjudicial para lo viequenses. Primero, porque el costo de los boletos se multiplicaría y, segundo, porque el puerto se establecería lejos de donde habita la mayor población de Vieques.

“Los únicos barrios lejos del actual muelle son El Pilón y La Esperanza. Las Marías, Villa Borinquen, Bravos de Boston, El Pueblo, El Caserío, hasta Villa Hugo le queda mucho más cerca a los viequenses ahora mismo”, destacó el activista quien se ha dedicado a realizar reuniones en las que, indicó, “logramos informar lo que sucedía y metimos más de 500 personas cuando llegaron las vistas”.

La pugna por los servicios del ferry exacerba otras crisis por las que pasan los viequenses. A una cuadra del local de la avenida donde Guadalupe toma café, se encuentra la Oficina de Manejo de Emergencias de Vieques, que dirige Héctor Olivieri. Olivieri ha sido también una figura muy vocal con respecto a las necesidades que enfrentan los viequenses.

“Luego del huracán, estuvimos 18 días sin ferry. Contabilizamos 114 casas severamente afectadas. Unas 12 casas quedaron eliminadas en Villa Borinquen y Monte Carmelo. También tenemos situaciones raras, de casas que, simplemente, quedaron abandonadas”, apuntó Olivieri.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN Metro.pr