Menú

Mapa de vida: Monitoreo en fincas agrícolas y ganaderas

El semillero: Boletín del Programa de Voluntarios de Para la Naturaleza Edición Verano 2021

Jean Manuel Sandoval
Coordinador de Interpretación
Región Norte

Mapa de Vida es un programa de monitoreo ambiental concentrado en levantar información sobre el estado actual de la diversidad biológica a través de Puerto Rico. Desde su comienzo en el 2010, Mapa de Vida también fomenta el desarrollo de líderes ambientales a través del programa de Voluntarios Líderes de Para la Naturaleza; desde individuos que han ofrecido su compromiso y cientos de horas voluntarias hasta escuelas del sector público y privado con sus maestros y estudiantes.

Joint Chief Landscape Initiative y Mapa de Vida-NRCS

Actualmente, Para la Naturaleza está realizando actividades de monitoreo enfocadas en levantar datos que apoyen a determinar la efectividad de las estrategias de conservación en espacios agrícolas y ganaderos a través de Puerto Rico. Esta iniciativa es subvencionada a través de dos acuerdos: el primero con el Servicio Forestal de los Estados Unidos a través del proyecto de Joint Chief Landscape Initiative, y el segundo, con el Servicio de Conservación de Recursos Naturales del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (NRCS, por sus siglas en inglés).

Hasta la fecha se han implementado protocolos en fincas agrícolas y ganaderas en los pueblos de Moca, Utuado, Lares, Hatillo, Camuy y Arecibo. Con el apoyo de voluntarios líderes adiestrados y comprometidos con los esfuerzos de conservación se ha logrado observar la efectividad de varias de las estrategias de conservación, especialmente la siembra de árboles y la preservación de áreas de bosques.

Se han identificado especies endémicas de importancia a la conservación como; la culebra corredora (Borikenophis portoricensis), el murciélago bigotudo mayor (Pteronotus portoricensis), el carpintero de Puerto Rico (Melanerpes portoricensis), cedro macho (Hieronyma clusioides), entre otros. Es de esperar que a medida que se continúe integrando y manteniendo estas estrategias de conservación, en un futuro cercano podamos observar más especies como las antes mencionadas.

Finalmente, el programa de Mapa de Vida nos permite seguir conociendo sobre los recursos naturales de nuestras islas, mientras ofrece un espacio para que participantes y voluntarios líderes continúen su desarrollo y fortalezcan su pasión por la conservación de la naturaleza.