Menú

Medirán el impacto en las costas de la marejada asociada al huracán Dorian

El problema de erosión pudo agravarse en varios puntos de Puerto Rico

Playa Fortuna en Luquillo

La marejada asociada al huracán Dorian pudo haber agravado las condiciones de erosión en la isla, por lo que personal del Laboratorio de Geomorfología Costera recorrerá e inspeccionará hoy varias zonas en búsqueda de alteraciones en el litoral.

La oceanógrafa y geóloga Maritza Barreto, directora del Laboratorio –adscrito a la Escuela Graduada de Planificación de la Universidad de Puerto Rico Recinto de Río Piedras–, indicó ayer que esperaban que el oleaje se normalizara para hacer hoy los viajes de campo.

“Estamos vigilando las boyas de CariCOOS (Sistema de Observación Costera del Caribe). Si entra un oleaje del norte-noroeste de más de 11 segundos, puede haber muchos cambios morfológicos. La experiencia nos dice que, si es oleaje de menos de 11 segundos, los cambios no son tantos”, explicó a El Nuevo Día.

El Servicio Nacional de Meteorología había advertido que la marejada asociada a Dorian podía causar “erosiones menores” en algunas playas. Anteanoche, entre 6:00 y 7:00 p.m., cuando el huracán pasaba al noreste, la boya de CariCOOS en San Juan registró un aumento en el oleaje, de 2.8 a poco más de 5.2 pies.

Barreto dijo que entre las áreas que visitarán está playa Fortuna, en Luquillo, que exhibe una erosión “severa”.

LEA LA NOTICIA COMPLETA EN ElNuevoDia.com